La denominada “Célula anticapitalista Simon Radowitzky” se adjudicó el atentado explosivo a una sucursal del BancoEstado, ocurrida anoche en Las Condes.

A través de un comunicado emitido por la web Contra Info, dieron a conocer que la acción fue perpetrada como un “gesto de solidaridad con los compañeros en huelga de hambre desde el 22 de marzo”.

En la misiva, nombran a Francisco Solar, Mónica Caballero, Joaquín García, Pablo Bahamondes, Juan Flores y Marcelo Villarroel, quienes iniciaron una huelga de hambre para exigir cambios en las libertades condicionales.

Los dos primeros están en prisión preventiva: el primero por el envío de explosivos a una comisaría de Huechuraba y a las oficinas del exministro Rodrigo Hinzpeter, más la colocación de bombas en el edificio Tánica de Vitacura; mientras que la segunda solo por este último hecho. Recordar que ambos fueron absueltos en el Caso Bombas y expulsados de España tras ser declarados culpables por un atentado en una basílica de Zaragoza.

En tanto, Juan Flores fue declarado culpable por instalar un explosivo en el Subcentro de Escuela Militar; y Marcelo Villarroel fue condenado por robo, asociación ilícito terrorista y homicidio calificado terrorista, tras la muerte del cabo Luis Moyano tras un asalto al banco Security en 2007.

La célula debe su nombre a Simon Radowitzky, anarquista ucraniano-argentino conocido por un atentado para matar a un jefe policial de Buenos Aires tras un episodio de violencia policial.

En la misiva, los supuestos autores relataron que el explosivo se instaló en el sector de Manquehue con Apoquindo porque “nos dirigimos a los barrios donde las cacerolas no resuenan para exigir migajas de este asesino gobierno. Barrios que son habitados por aquellos que a pesar del contexto pandémico, han aumentado desmedidamente sus riquezas, mientras que en otros rincones del territorio dominado por el Estado de Chile”.

“Este ataque es también un gesto a la memoria viva del compañero anarquista Mauricio Morales. Que resuenen las explosiones en recuerdo del punky Mauri, que mayo se tiña de negro”, agregaron en alusión a un hombre que murió en 2009 luego que estallara el artefacto que trasladaba.

Además, explicaron que “tomamos todas las medidas y resguardos posibles, para que la explosión no dañase a ni un transeúnte: dejamos un aviso con una leyenda ‘Cerrado, disculpe las molestias’ y el tiempo utilizado generará la activación cuando el toque de queda ya esté en vigencia”.

El comunicado va en línea con lo que había señalado la Fiscalía Sur, unidad del Ministerio Público designada para indagar los atentados explosivos ocurridos en la capital.

El fiscal regional Héctor Barros había señalado que lo ocurrido anoche en Las Condes estaría vinculados a grupos anarquistas que comúnmente operan dada la contingencia, como la de los huelguistas.

El hecho no dejó lesionados y solo provocó daños materiales en la sucursal bancaria.

Original de biobiochile.cl

/psg