El bolsillo de los consumidores ha estado golpeado en los últimos meses. La inflación no ha parado de subir, y el mercado estima que seguirá al alza. Los alimentos han sido de los productos que más se han empinado de precio, y eso es no es todo. La UF también sufrirá un aumento tras el IPC de mayo y superará los $33 mil en las próximas semanas.

Al 9 de junio la UF estará en $ 32.811,71, y llegará a los $33.205,45 al 9 de julio. Es decir, en el próximo mes subirá $393,74. El alza diaria será de $13,124, y en doce meses aumentará casi $3.500. Entre el 1 de enero y el 9 de julio habrá subido $ 2.213,71.

Esto sin duda no son buenas noticias para quienes están pagando un crédito hipotecario o buscan la casa propia. Un crédito de 4.000 UF hace 12 meses era de $118.946.160 con una UF de $ 29.736,54. Al 9 de julio ese mismo crédito costará $ 132.821.802 con una UF de $ 33.205,45. Es decir, será $13.875.642 más caro que hace un año.

La Unidad de Fomento (UF), que nació en el gobierno de Eduardo Frei Montalva, en tiempos de elevada inflación, superó los $30 mil en septiembre del año pasado, y con las constantes alzas inflacionarias de los últimos meses, no ha parado de subir.

El objetivo de la UF fue revalorizar los ahorros de la gente de acuerdo con las variaciones porcentuales del IPC, permitiendo que el dinero ahorrado en bancos y cajas (de la época) mantuvieran su poder adquisitivo y no se desvalorizaran. Posteriormente, su uso se extendió al sistema crediticio. Además, está indexada al IPC, es decir, se ajusta según varíen los precios de los bienes y servicios medidos en el Índice de Precios del Consumidor que calcula el INE, y hace una década, exactamente el 8 de agosto de 2010, estaba en $ 21.227,57. Y 10 años antes, el 8 de agosto de 2000, en $ 15.486,27.

/psg