En el dia de hoy fui informado telefónicamente que La Red había decidido censurar el programa Café Cargado, y sacarlo de la pantalla.

En los mas de treinta años que llevo en las comunicaciones jamás censuré a alguien por pensar distinto, y nunca un canal, o una radio me había censurado por ser fiel a mis convicciones. Reitero mis dichos con total convicción ojalá los empresarios, y todos los chilenos, trabajemos y hagamos lo que esté en nuestras manos para impedir que el próximo gobierno implemente malas políticas públicas, pues eso es lo que viene en el programa de Gabriel Boric, malas políticas públicas.

Lamento que haya comenzado la censura en nuestro país, y que haya sido la Red la primera en hacerla realidad.

Estoy triste, porque fui ingenuo al creer que La Red iba a respetar la libertad de expresión. Desgraciadamente me equivoqué rotundamente.

El convenio que yo tenia con la red era que en todo momento iba a tener libertad editorial, libertad que se fue mermando al correr de los programas con disimuladas presiones, cuestionando contenidos e incluso invitados, como el caso de Leopoldo Lopez hace pocas semanas atrás, a quien no querían darle pantalla en La Red.

Hoy no es un buen día para la libertad de expresión en nuestro país, pero no van a lograr silenciar mi pensamiento. Aprovecho esta oportunidad para reiterar mi compromiso con la libertad y los principios que siempre han inspirado mi vida.

Gracias a todos por las muestras de apoyo que he recibido.

Checho Hirane

/gap