Latam Airlines salió en su defensa este martes ante una serie de acusaciones que han aparecido en el último tiempo, en medio de los cuestionamientos hacia la compañía luego de que presentara su plan de reorganización bajo el Capítulo 11 de la ley de quiebras de Estados Unidos.

Según dijo la aerolínea en un comunicado, durante los últimos días han aparecido en algunos medios de prensa una “serie de falsedades e interesadas tergiversaciones”

En el texto, la empresa negó la supuesta deuda que le habría pagado a una sociedad de inversiones de los hijos del Presidente Sebastián Piñera poco antes de acogerse a la ley de quiebras estadounidense, descartó que deba US$500 millones a BancoEstado y otros US$500 millones a las AFP y negó haber incurrido en un trato discriminatorio hacia sus accionistas minoritarios.

“Es absolutamente falso que Latam haya tenido jamás deuda alguna con el Presidente Piñera o con los hijos del Presidente Piñera o que, a resultas de lo mismo le haya pagado a este o a sus hijos, o a sociedades relacionadas con unos u otros, cantidades por estos conceptos”, resaltó la firma.

Tras ello, explicó que “en junio de 2020, uno de los accionistas principales del grupo aclaró esta situación explicando que ese accionista, y no Latam, había efectuado a inicios del mismo año 2020 el pago de una deuda contraída por dicho accionista con diversos acreedores, entre ellos una sociedad relacionada con los hijos del Presidente Piñera”.

“Dicha operación nada tuvo que ver con Latam y es previa al inicio de la pandemia en Chile y al ingreso de Latam al proceso de reorganización bajo el Capítulo 11, con fecha 26 de mayo de 2020. Es público y notorio que dicha operación fue debidamente informada por el accionista en cuestión a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) y, por su intermedio, al mercado y público en general”, afirmó.

Además, subrayó que “es falso también que Latam le deba US$500 millones a BancoEstado”, añadiendo que “Latam nada adeuda a BancoEstado. Si BancoEstado es parte del proceso de reorganización bajo el Capítulo 11 es porque actúa exclusivamente como representante de los tenedores de bonos emitidos en Chile los años 2017 y 2019 por la cantidad en cuestión”.

A su vez, calificó de una “falsedad absoluta que Latam le deba US$500 millones a las AFP”. En ese sentido, expuso que “en el marco del proceso de reestructuración que lleva adelante el grupo en la corte de Estados Unidos, existen acreencias del orden de US$500 millones verificadas por los tenedores de bonos emitidos en Chile a que alude el punto que precede”.

“Entre ellos existe una variedad de bancos, fondos de inversión y otras instituciones financieras, donde solamente un porcentaje menor corresponde a bonos adquiridos por algunas AFP”, manifestó el documento. Por último, la aerolínea sostuvo que es “incorrecto afirmar que hemos tenido un trato discriminatorio hacia los accionistas minoritarios”.

“El igual y justo trato que Latam da a la totalidad de sus accionistas ha sido consideración esencial de todo lo realizado en el marco del proceso de reorganización bajo el Capítulo 11 que lleva adelante el grupo en la corte de Estados Unidos”, concluyó.

/psg