La Administración de Alimentos y Fármacos (FDA, en inglés) de Estados Unidos retiró este lunes dos terapias de anticuerpo monoclonal de la lista de tratamientos aprobados contra el covid-19 en el país, al asegurar que no son eficaces contra la variante Ómicron.

La FDA informó en un comunicado de que eliminó por ahora su autorización para el uso de las terapias bamlanivimab y etesevimab -que se administran juntas, de la farmacéutica Eli Lilly- y de REGEN-COV, compuesta por casirivimab e imdevimab, de Regeneron.

“Los datos muestran que es muy improbable que estos tratamientos se activen contra la variante Ómicron, que está circulando a una frecuencia muy alta en Estados Unidos”, afirmó en la nota la directora del Centro para la Evaluación e Investigación de Medicamentos de la FDA, Patrizia Cavazzoni.

Por tanto, a partir de ahora, esos medicamentos “ya no están autorizados para su uso en ningún estado, territorio o jurisdicción de EEUU”, continuó.

“En el futuro, si es probable que los pacientes en ciertas regiones geográficas queden infectados o expuestos a una variante que sea susceptible a estos tratamientos, entonces se podría autorizar el uso de estos tratamientos en esas regiones”, agregó Cavazzoni.