Durante esta jornada se realizaron nuevos peritajes a la ropa de Tomás Bravo, en dependencias de la PDI en la región del Biobío. Corresponden a seis prendas que el menor vestía el día que desapareció.

Estas diligencias fueron solicitadas por la defensa de la mamá del niño, luego de conocerse un informe de detección de fluidos realizado por la Lacrim de la PDI.

Los expertos forenses que trabajan con el abogado Pedro Díaz, quieren realizar sus propios análisis, debido a la evidencia encontrada en una de las prendas de Tomás Bravo, que aún no es identificada como orgánica o inorgánica.

En declaraciones a 24 Horas, el abogado Pedro Díaz expresó: “hemos analizado el 20% de las prendas, se ha encontrado evidencia, se está analizando (…) estamos avanzando en esto, nos falta bastante más que analizar”.

En tanto, el perito Carlos Gutiérrez precisó que se “ha realizado una pericia completo a la polera y hoy la mitad del polerón” y que “muy minuciosamente se ha levantado alguna evidencia (…) nos falta analizar todas las otras prendas para emitir un informe a la Fiscalía”.

/psg