El proyecto de ley que establece un royalty para la minería en Chile se está monitoreando no solo en la sede de Valparaíso, sino a nivel mundial. Es que en el país participan los principales actores mineros del mundo, por lo que se analixzan en las empresas, pero también los principales bancos de inversión. Mal que mal, Chile es el mayor productor del mundo de la materia prima, con algo así como el 30%.

“Las discusiones sobre cambios en los impuestos a la minería en Chile son una preocupación creciente”, dice al comienzo de su informe Bank of America Merrill Lynch.

El proyecto de ley establece pagos del 3% del valor extraído del cobre, pero cuando los precios del cobre están por encima de los US$2, la tasa marginal es una función creciente de los precios del cobre, alcanzando el 75% de las ventas cuando los precios del cobre están por encima de US$5.

En base a estas cifras, Bofa estima que a nivel de mina individual la contribución fiscal efectiva más baja es del 36%, aunque aumenta drásticamente dependiendo del valor del cobre. El ejercicio realizado por Bofa asume un proyecto de cobre de 200 mil toneladas de capacidad y un costo de producción de US$1,57 la libra (cash cost).

“Los datos destacan que el aporte fiscal efectivo más bajo es del 36% (con un precio de US$2 la libra), aunque podría subir al 61% para precios más altos (en torno a los US$5)”, sostiene el banco en el reporte.

Costo de capital

Otro análisis que realiza Bofa es desde el punto de vista de la conveniencia de la materialización de los proyectos mineros ante este mayor impuesto, considerando el costo de capital de cada las empresas.

“Si bien esto puede no tener implicancias inmediatas para los sitios que ya se están ejecutando, el panorama es diferente cuando se analiza el ciclo de vida de un proyecto. (…) Los datos sugieren que los rendimientos de invertir en un proyecto totalmente nuevo no cubren el costo de capital de muchas empresas. ¿Cuál es el resultado probable de esto? Es poco probable que los proyectos mineros que pueden ser una opción ahora se construyan más adelante, si la nueva legislación entra en vigor”, concluye el reporte.

Y agregan que, de esta manera, los mineros cederían la mayor parte de las ventajas de operar en Chile. “Creemos que es poco probable que las tasas internas de retorno (TIR) de un proyecto promedio aumenten significativamente por encima del 10%. Como tal, y teniendo en cuenta que los WACC (costo promedio ponderado de capital) promedio para los mineros que operan en Chile son casi del 9%, la nueva legislación corre el riesgo de ahogar la inversión, lo que a su vez agrava los problemas en torno a una cartera de proyectos que ya parece bastante vacía a nivel mundial”, afirman en Bofa.

El precio del cobre hoy es US$4,57 la libra y promedia US$4,04 en lo que va del año.

/psg