Aunque el diálogo estuvo cortado entre la Federación de Trabajadores del Cobre (FTC) y las autoridades de Codelco y de gobierno, debido al anuncio del cierre de la Fundición Ventanas. Los dirigentes sindicales anoche decidieron retomar el diálogo.

Tras el primer día de paralización en rechazo al cierre de la fundición, que se emplaza en Puchuncaví, el presidente de la FTC, Amador Pantoja, anunció que aceptaron un par de reuniones con autoridades de la cuprera estatal y del gobierno.

El dirigente fue muy breve, y precisó que “vamos a iniciar un proceso de negociación. Hemos aceptado reunirnos con Codelco, que va a ser mañana a las 9.00 horas en Santiago, donde vamos a participar de una reunión como Federación y vamos a llevar uno o dos integrantes de Ventanas, que son los que más saben que está ocurriendo”.

Pantoja también precisó que confirmaron otra reunión, que se realizará a las 15.00 horas. Esta cita se efectuaría en La Moneda, donde el gobierno estará representado por los ministros secretario general de la Presidencia, Giorgio Jackson; de Minería, Marcela Hernando; y directivos de Codelco y Enami, además de un grupo de dirigentes de la FTC y de la fundición Ventanas.

Barricadas y movilizaciones

Bloqueos en accesos de las divisiones de Codelco con barricadas y movilizaciones en las cercanías de la fundición de Ventanas fueron parte de los efectos de la paralización que convocó la FTC -la mayor organización sindical de Codelco- por el cierre progresivo de la fundición que decidió el directorio de la cuprera estatal el viernes pasado, una medida que la mesa dirigida por Máximo Pacheco, justificó para contribuir “al bien común de proteger el entorno de Puchuncaví y Quintero y la salud de sus habitantes”.

La tensión entre trabajadores y la empresa aumentó en la jornada y la empresa acusó que una reunión programada para la tarde en la Región de Valparaíso entre el presidente ejecutivo (S) André Sougarret, y los dirigentes de la FTC no se realizó por inasistencia de estos últimos. “No llegaron. Espero que podamos reunirnos lo antes posible para avanzar hacia el camino del diálogo, la comprensión y los acuerdos”, expresó Sougarret, quien recordó que el mismo viernes explicó a los dirigentes de Ventanas las razones por las cuales se resolvió iniciar el cese de operaciones de la fundición, algo que tardará al menos cinco años y que considera la reubicación de 348 empleados directos.

El mismo desaire protagonizaron los dirigentes de la FTC en otro intento por acercar posiciones. La ministra de Minería, Marcela Hernando, y su par de la Segpres, Giorgio Jackson, instalaron una mesa para discutir uno de los cambios legales necesarios para viabilizar el cierre: la modificación de la Ley 19.993, que obliga a Codelco a fundir minerales de pequeños y medianos mineros en la División Ventanas. La FTC tampoco llegó. “El gobierno va a insistir y va a porfiar con el diálogo. Las puertas van a estar abiertas en las reuniones que tengamos”, dijo Jackson, quien renovó la invitación para este jueves y anunció cuatro mesas de trabajo: para discutir el cambio legal; otra con autoridades locales de la empresa y dirigencias de Ventanas; una tercera en Codelco para discutir el plan estratégico y la última, sobre Transición Justa en la zona de Nogales-Puchuncaví, liderada por el Ministerio de Medio Ambiente.