Después de cinco semanas de descensos en las muertes por coronavirus, el número de decesos reportados en todo el mundo creció 4% la semana pasada, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En su informe semanal sobre la pandemia, la agencia de salud de Naciones Unidas dijo este jueves que 8 mil 700 personas murieron por Covid-19 la semana pasada, con aumentos del 21% en América y el 17% en el Pacífico occidental.

Los casos de coronavirus siguieron cayendo, con unos 3.2 millones de casos nuevos reportados la semana pasada, lo que amplió una tendencia a la baja desde el pico de enero. Aun así, hubo picos significativos de contagios en algunas regiones.  Medio Oriente y el sureste de Asia reportaron aumentos del 58% y 33%, respectivamente.

“Como muchos países han reducido la vigilancia y las pruebas, sabemos que esta cifra está subestimada”, dijo esta semana el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. “No hay un nivel aceptable de muertes por Covid-19”, añadió, dado que la comunidad global ya tiene las vacunas, medicinas y herramientas de diagnóstico para frenar el virus.

Aunque muchos países ricos en Europa y Norteamérica han abandonado la mayoría de sus restricciones contra el virus, la extrema política china ha supuesto más pruebas masivas, cuarentenas y aislamiento para cualquiera que tuviera contacto con un infectado.

/gap