Un nuevo retroceso, el tercero consecutivo, completó el dólar este martes, perdiendo el piso de los $830 en línea con la debilidad global de la divisa y la fortaleza del cobre.

El billete verde terminó la jornada cayendo $15,70, ubicándose en puntas de $826,10 vendedor y $825,80 comprador. Este sigue siendo su menor precio desde el 9 de junio del año pasado ($826), pero además es la mayor caída diaria desde el 22 de noviembre ($19,70).

Pablo Mundaca, analista de mercados de XTB Latam, indicó que “la divisa norteamericana sigue a la baja debido a las subidas del cobre que llega a los US$4,03 la libra. Esta alza del metal rojo se da en medio del optimismo por la reapertura en China, lo cual mejora las perspectivas de crecimiento en el mundo”.

“Lo anterior, pese a que ayer dos miembros de la Reserva Federal (Fed) mantenían comentarios agresivos con respecto a la política monetaria, indicando que el organismo deberá subir los tipos de interés por encima del 5% y mantener los tipos allí durante mucho tiempo con tal de lograr controlar la inflación al objetivo del 2%”, añadió.

“Hoy Jerome Powell enfatizó la necesidad de que el banco central esté libre de influencia política y señaló que el cambio climático no debería ser una prioridad para los responsables de la política monetaria. Sin embargo, los dichos no causaron mayor volatilidad en el dollar index, que cotiza en torno a los 103,000”, acotó Mundaca.

Mientras que Renato Campos, analista jefe de Admiral Markets, recalcó que fue “una nueva jornada negativa para el dólar a nivel internacional; sin grandes referencias macroeconómicas los mercados esperan atentos el próximo reporte de precios en Estados Unidos, el que parece anticipar una fuerte moderación en su reporte anualizado respondiendo al proceso restrictivo que lleva a cabo la Fed durante los últimos casi 12 meses”.

“Esta mañana el presidente Fed, Jerome Powell, no ha hecho referencias a la conducción de la política monetaria, motivo por el cual los mercados mantienen rangos de cotización acotados expectantes a las nuevas referencias que la primera economía del mundo pueda llegar a ofrecer”, añadió.

/psg