Las ayudas sociales han estado en el centro del debate en los últimos meses. La semana pasada se promulgó la Ley del IFE universal, mientras que el Senado discute los apoyos a las Pymes afectadas por la pandemia. En medio de este contexto, el presidente del Banco Central, Mario Marcel, dijo que estos apoyos a los hogares y empresas son un impulso muy significativo y que pocos países tienen la posibilidad de entregarlos.

“Creo que el vaso medio lleno es importante valorarlo, no hay muchos países que tengan la posibilidad de dar un apoyo adicional ya en un segundo año de pandemia. Muchos países hicieron un esfuerzo el año pasado, pero ya se fueron quedando sin espacio para hacer más cosas, y este impulso asociado a los apoyos a los hogares y a las empresas es muy significativo”, sostuvo el presidente del ente rector en entrevista con Radio Infinita

Y agregó que “pensemos que en los próximos cuatro meses, incluyendo este mes de junio se va a estar aportando alrededor de US$3 mil millones mensuales y el PIB mensual es alrededor de US$25 mil millones, entonces estamos hablando alrededor del 12% del producto en transferencias, entonces es muy significativo”.

Por otro lado, sostuvo que el impulso a la economía debería seguir en los próximos meses debido a las ayudas estatales y también por los montos que han sido retirados de las AFP y que aún no han sido gastados.

“Probablemente no se va a gastar todo de inmediato, la gente ha mostrado cierta sabiduría, en términos de ser prudente, hay gente que tiene plata guardada de sus retiros entonces hay un impulso que va a continuar, pero es un impulso bien concentrado en el consumo, la inversión ha tenido una recuperación, pero más focalizada en compras de maquinarias y equipos, y poco en nuevas obras”, señaló Marcel.

/psg