Ya se confirmaron cuatro casos de Ómicron 2 en Chile, la subvariante también conocida como BA.2 que recibe esa clasificación debido que la cepa original es BA.1. Una cepa que ya está presente en 74 países países en el mundo y se ha vuelto dominante en Bangladesh, Brunei, China, Dinamarca, Guam, India, Montenegro, Nepal, Pakistán y Filipinas, según el informe epidemiológico semanal de la Organización Mundial de la Salud.

Su gran avance, se explica, según los datos que se manejan hasta el momento, a que BA.2 es entre un 30% y un 50% más contagiosa que la variante que predomina actualmente.

Sin embargo, para el mundo científico es una incógnita las razones de por qué Ómicron 2 está siendo más contagiosa. Interrogante sobre la cual en la última semana se han entregado nuevos antecedentes. Se trata de estudios y preprints (sin revisión de pares) que indican pistas sobre el comportamiento de la nueva cepa.

Enfermedad grave

De acuerdo a un estudio aun en etapa de preimpresión del 15 de febrero, en la que participó el virólogo Kei Sato, de la Universidad de Tokio, se pudo determinar que los hámsteres y los ratones infectados con BA.1 producían anticuerpos que eran menos potentes contra BA.2 en comparación con BA.1.

Los resultados mostraron que BA.2 puede tener características que lo hacen tan capaz de causar enfermedades graves como las variantes más antiguas de Covid-19, incluido Delta, y al igual que Ómicron, parece escapar en gran medida de la inmunidad creada por las vacunas.

Sin embargo, el virólogo Kei Sato señaló a Qué Pasa que por el momento tienen más dudas que respuestas sobre la llamada “Ómicron 2″. El científico indicó que “desgraciadamente, todavía no se sabe” qué hace que la variante BA.2 sea más contagiosa que la BA.1.

En su cuenta de Twitter (@SystemsVirology) el investigador creó un hilo para explicar la información que lograron obtener. Ahí recalca que “el análisis estadístico muestra que el número de reproducción efectivo de BA.2 es 1,4 veces mayor que el de BA.1″.

Otro estudio, publicado en la servidor de preimpresión medRxiv, sugiere que el rápido ascenso de Ómicron 2 es probablemente el resultado de que es más transmisible que BA.1.

Dan Barouch, inmunólogo y virólogo del Centro Médico Beth Israel Deaconess en Boston, Massachusetts, quien dirigió esta investigación, dijo a Nature que BA.2 “podría prolongar la oleada de Ómicron. Pero nuestros datos sugerirían que no conduciría a un nuevo aumento adicional”.

Hasta el momento aún no se sabe si la enfermedad provocada por esta nueva subvariante será más grave. Maria Van Kerkhove, líder técnica de Covid-19 de la OMS, enfatizó que no hay indicios de una diferencia en la gravedad de las infecciones causadas por cualquiera de las subvariantes, aunque anotó que la investigación está en curso.

¿Menos inmunidad?

Otra de las razones por las que los investigadores del estudio de Barouch creen que que BA.2 ha ido en un explosivo aumento de casos, es la misma por la cual Ómicron reemplazo a Delta: su capacidad para infectar y propagarse entre las personas. En el caso de la subvariante es mucho mejor su capacidad de superar la inmunidad, incluida potencialmente la protección obtenida de una infección BA.1.