Según un estudio que realizó la Mutual de Seguridad -CChC y Cadem, el retorno a las actividades laborales presenciales es ampliamente valorado por los trabajadores -un 55% desea volver- y genera diversas emociones positivas, tales como alegría, esperanza y alivio. Aunque la percepción resulta más favorable en el caso de quienes ya retomaron la presencialidad, versus quienes están ad-portas de hacerlo.

En esa línea, la gerenta de Asuntos Corporativos de la Mutual de Seguridad, Mariana Alcérreca, destacó que, a pesar del legítimo temor al contagio, los que ya dieron el paso y están de vuelta en sus labores en forma presencial, asocian este retorno a emociones positivas. A ello, además, se suman “la sensación de estabilidad laboral, volver a la rutina, al trabajo en equipo y ver a los compañeros, que son los elementos más destacados por los encuestados”, agregó la ejecutiva.

Principales resultados

Si bien, un 55% de los encuestados afirmó que quiere volver al trabajo presencial, esta cifra aumenta aún más en los sectores bajos. De hecho, el 63% de los trabajadores del segmento C3D valora el regresar a las actividades presenciales.

Por otro lado, y ante la pregunta sobre lo bueno que ven en retornar a los quehaceres presenciales, un 37% de los trabajadores destacó que aporta a volver a tener una rutina, un 30% que fomenta el trabajo en equipo, un 29% resalta que esto permitiría encontrarse con sus compañeros de labores y un 27% apunta a que ayuda a tener más controlados los horarios.

Además, un 59% de los trabajadores considera que las medidas sanitarias que han adoptado sus respectivas empresas son satisfactorias o muy satisfactorias. Mientras que un 77% de los colaboradores que ya retomaron la presencialidad asegura haber recibido artículos de protección personal, como por ejemplo, mascarillas.

De igual forma, un 60% de los encuestados resalta que las empresas han dispuesto controles de temperatura y un 49% afirma que se han diferido los horarios de ingreso y salida.

 

/gap