Un papel con nombres para las comisiones es el que manejan desde Chile Vamos, el PDG y el Partido Republicano luego de que ayer anunciaran que van a censurar 13 comisiones de la Cámara de Diputadas y Diputados.

La arremetida ocurrió tras perder el pacto administrativo y no lograr la presidencia de la mesa de la corporación. Por lo mismo, la apuesta de la oposición ahora es controlar las comisiones para manejar la discusión legislativa y tener más poder en el Congreso.

Así, se apuntó a instancias como Seguridad, Economía, Desarrollo Social, Defensa, Personas Mayores y Discapacidad, Recursos Hídricos, Ciencias y Tecnología, Bomberos, Agricultura, Minería, Deporte y Zonas Extremas.

Los nombres no son casuales, pues la arremetida -que fue anunciada la segunda semana de noviembre cuando ya habían perdido la presidencia de la Cámara- apunta a instancias donde los tres bloques son mayoría. Esto, debido a que, según el artículo 211 del reglamento de la Cámara de Diputadas y Diputados, para sacar al presidente de una comisión se necesita de una mayoría de los 13 integrantes de la comisión, por lo que con 7 votos se consigue el objetivo.

EL PRIMERO EN CAER

Por siete votos a favor y seis en contra, este martes la comisión de Economía de la Cámara de Diputados aprobó la destitución de Daniel Manouchehri (PS) como presidente de la instancia.

Se trata de una moción de censura que fue presentada el 8 de noviembre por el independiente exrepublicano Gonzalo de la Carrera, y forma parte de una ofensiva delineada por diputados de Chile Vamos, el Partido de la Gente (PDG) y el Partido Republicano para tomar el control de trece comisiones legislativas.

La reclamación fue acogida por parlamentarios de las bancadas de Renovación Nacional (RN), la Unión Demócrata Independiente (UDI), Evópoli y del PDG, mientras que legisladores oficialistas respaldaron al diputado socialista. La sesión de la votación, además, estuvo marcada por tensos cruces entre Manouchehri y De la Carrera.

Tras la aprobación de la censura -según lo establecido en el reglamento- el socialista dejó de forma inmediata la presidencia de la comisión y en la próxima sesión se elegirá a su reemplazante.

En todo caso, Manouchehri seguirá ejerciendo su rol como parlamentario, ya sea en la Sala de la corporación y en la misma instancia, pero ya no presidiendo, sino como integrante con voz y voto.