El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, viajará a Polonia el viernes para hablar con su par Andrzej Duda sobre la invasión rusa de Ucrania, dijo el domingo la Casa Blanca.

“El presidente abordará cómo Estados Unidos responde junto con nuestros aliados y socios a la crisis humanitaria y de derechos humanos que ha creado la guerra injustificada y no provocada de Rusia contra Ucrania”, informó la secretaria de prensa de Casa Blanca, Jen Psaki, en un comunicado.

La visita a Polonia se producirá después de una escala en Bélgica para reunirse con los líderes de la OTAN, el G7 y la Unión Europea (UE).

“El viaje se enfocará en seguir reuniendo al mundo para apoyar del pueblo ucraniano y en contra de la invasión de Ucrania por parte del presidente (Vladimir) Putin”, agregó Psaki.

“Pero no hay planes de viajar a Ucrania”, aclaró.

El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki viajó la semana pasada junto con sus pares checo y esloveno a Kiev, la capital ucraniana sitiada, para para reafirmar el “apoyo inequívoco” de la UE.

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, también se reunió con Duda en Varsovia a principios de mes y ambos condenaron la acción militar de Rusia, especialmente contra civiles.

Esa reunión se produjo poco después de que Washington rechazara una oferta polaca de enviar aviones de combate MiG-29 a Ucrania a través de una base aérea estadounidense, aduciendo que ello planteaba “serias preocupaciones” para toda la OTAN.

Entretanto, luego de que el Ministerio de Defensa ruso exigiera las autoridades locales de Mariupol que entregaran la ciudad a las fuerzas rusas antes de las 5 de la mañana hora local del lunes o se enfrentaran a una corte marcial, Ucrania anunció que rechaza categóricamente rendirse.

La viceprimera ministra y jefa del Ministerio de Transportes y Comunicaciones de Ucrania, Iryna Vereshchuk, dijo al diario en línea “Ukrayinska Pravda” esta madrugada que el ministerio de Defensa de la Federación Rusa envió una carta a Kiev de ocho páginas “que son un retroceso de la historia y un delirio”. “Enviaron la misma carta a la ONU, al Comité Internacional de la Cruz Roja y esperaban que las organizaciones internacionales reaccionaran y comenzaran a presionar a Ucrania. Esto no sucederá. El CICR y la ONU entienden que es una manipulación de Rusia y que está tomando personas como rehenes”, respondió la viceministra al diario.

“No podemos hablar sobre la entrega de armas. Ya hemos informado a la parte rusa al respecto”, agregó al señalar que se respondió a Moscú que “en lugar de pasar tiempo en 8 páginas de carta, simplemente abra el corredor” humanitario para que puedan salir los civiles.

La viceministra dijo que han informado a la ONU y al CICR, y que esperan la reacción de la comunidad internacional. “Es una manipulación deliberada y es una verdadera toma de rehenes”, denunció.

(Con información de AFP)

/psg