Imagine que es un domingo soleado y quiere hacer un asado. Compra carne y pan en el supermercado, y luego va a la feria por un kilo de tomate y uno de papas.

Hace tres años, habría necesitado unos $7.600 para hacer esas compras. Hoy, en cambio, le costará en promedio casi $12.000. Y es que en los supermercados el precio de la carne abastero ha subido en más de un 40% entre 2019 y este año, y el precio del tomate se ha duplicado en las ferias.

¿Cómo puede calcularlo?

Cada semana, el Ministerio de Agricultura publica información de los precios que supermercados, ferias, panaderías y carnicerías cobran por los alimentos que consumimos en nueve regiones del país. Estos datos permiten ver cómo suben o bajan los precios de frutas, legumbres, carnes, cereales, hortalizas, pan, huevos, lácteos y otros alimentos que están en la canasta familiar.

Aquí puede ver los precios al consumidor con información oficial desde 2008 hasta la fecha. Los datos vienen de la Oficina de estudios y políticas agrarias (Odepa) del Ministerio de Agricultura.

Según datos publicados por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), el Índice de precios al consumidor (IPC) de los alimentos aumentó un 13,1% entre marzo de 2021 y el mes pasado. Esta es la mayor variación que ha tenido desde que comenzó la nueva canasta de precios en 2020.

/gap