Jorge Poblete, subsecretario de Educación, dejó en claro que no se suspenderán las clases presenciales ante el aumento de casos por coronavirus y luego de anunciar que otros 910 establecimientos deberán cerrar por las cuarentenas decretadas por el Gobierno.

De esta manera, son 1.720 los colegios y escuelas que tendrán cerradas sus puertas a raíz de estas medidas sanitarias.

Poblete recalcó que “este año no existe ninguna posibilidad de enfrentar una suspensión de clases como se vivió el 2020. Hoy hay un consenso, tanto nacional como internacional, que las escuelas se requieren abiertas, y en ese sentido hemos hecho un llamado fuerte a toda la comunidad para que las escuelas sean un motivo de unión en el país, que sea lo primero en abrir y lo último en cerrar”.

Ante esta situación, el Colegio de Profesores instó al Gobierno a dar marcha atrás al retorno a clases, dado que solo el 2% de los estudiantes asiste a los establecimientos educacionales de manera presencial.

“Lo invito ministro a demostrar esa gran preocupación por la educación de los niños efectivamente dotando a estos estudiantes de todos los instrumentos, para que podamos tener efectivamente clases telemáticas, lleguemos a todas y a todos y no generemos la brecha aún mayor, aún más grande en función de que muchos estudiantes, porque lo sabemos, no tienen las condiciones. Esperamos que la tozudez, a partir que el fracaso usted ha experimentado ministro, dé cambio”, declaró, Carlos Díaz, presidente del Magisterio.

/gap