Carabineros entregó su versión en torno al informe preliminar de los trabajadores del Sename, sobre un video en el que se escuchan gritos y llantos al interior en uno de los centros, en el que se indica que la reacción del niño se debió al accionar de uniformados que acudieron al lugar por tres menores que subieron al techo.

El registro fue captado la noche del pasado lunes por una vecina y rápidamente se viralizó en redes sociales. En el audio se escuchan los gritos de un menor pidiendo ayuda: “¡No, por fa, me duele, me duele”.

El general Jean Camus Dávila, Jefe Zona Santiago Oeste, explicó que: “Carabineros fue alertado mediante una denuncia de la presencia de tres menores de edad que se encontraban en el techo de un centro del Sename de la comuna de Providencia”.

“El personal, preocupado por el riesgo inminente de un accidente o caída en altura, hace ingreso a este recinto para colaborar con los trabajadores de este centro, en resguardo de la integridad física de uno de los niños”, añadió.

“Estamos realizando un complemento de la información de este hecho, pero lo importante es que como Carabineros estuvimos presente ante un requerimiento y que siempre estaremos presente para resguardar la seguridad y la integridad de quien lo necesita, en especial si son niños, niñas o adolescentes”, concluyó.

El informe del Sename

El informe preliminar de los trabajadores del Sename detalla que cerca de las 18:00 horas del lunes, el adolescente de 13 años involucrado en el incidente (iniciales C.S), junto a otros dos menores, subieron al techo del recinto, por lo cual los encargados llamaron a las 18:52 horas a personal del SAMU y Carabineros para intentar controlar la situación.

El reporte comenta que a las 20:50 horas, “con contención emocional se logra que bajen los 3 niños del techo. Sin embargo, C.S vuelve a subirse, pero baja a los 5 minutos aproximadamente, cuando baja ve a funcionario de Carabineros (que se encontraban esperando la llegada de SAMU aún) e intenta agredirlo, lanzando objetos contundentes como una mancuerna, patines, vidrios y otro”.

Añade que “C.S. continúa intentado agredir a funcionario de Carabineros, toma la radio buscando romperle los cables del micrófono. Ante esta situación funcionario de Carabineros toma la mano de C.S., buscando que este soltara la radio, pidiéndole constantemente que lo soltara. C.S. muerde, escupe, rasguña e intenta pellizcar a carabinero. Ante esto el funcionario de Carabineros, haciendo presión en los hombros de C.S. lo sienta en el suelo sin soltar su brazo izquierdo, ante esta situación C.S. se pone a llorar, gritando que lo suelte y que le duele. Intervienen TENS I.C. y monitor C.P., realizando contención emocional a C.S., quien escupe nuevamente a carabinero e intenta quitarle el reloj que traía. Funcionarios de la residencia continúan con la intervención emocional, monitor C.P se posiciona entre medio de C.S y funcionario de Carabineros, intentando evitar las agresiones de C. hacia este. Durante este episodio, F. C. se sube al techo golpeando maderas y fierros e incitando a C.S. en sus acciones. F.C. baja a los 5 minutos y se va a su dormitorio”.

“Finalmente, funcionario de Carabineros suelta el brazo de C.S., alejándose de la situación hacia la puerta de entrada de la residencia. Monitor C.P. y TENS I.C. continúan haciendo la contención emocional, a la cual cede”, explica el informe de los trabajadores.

/gap