El Presidente Sebastián Piñera encabezó una ceremonia de conmemoración del Día del Trabajo en La Moneda donde reforzó el llamado a un “retorno seguro” al mundo laboral y advirtió los riesgos de una crisis social marcada por el “desempleo y la quiebra”.

La fecha se recuerda en medio de la pandemia por coronavirus y una alta cifra de desempleo, que según estimaciones del Instituto Nacional de Estadísticas alcanzó un 8,2%.

En este sentido, el Mandatario sostuvo que “dadas la circunstancias especiales que estamos viviendo, además de crear trabajo tenemos preocupación especial por proteger los trabajos” y reconoció que el desempleo es “mayor” a la conocida y “seguirá creciendo”.

Piñera pidió al Congreso que apruebe la ley de emergencia familiar argumentando que “lo necesitan con desesperación y urgencia muchos chilenos”. Además comentó que “el Estado no tiene capacidad infinita, tiene que priorizar, destinar los recursos a los grupos más vulnerables”.

En esta línea reconoció la labor de los empleadores, emprendedores y empresarios durante la crisis y les pidió que “redoblemos los esfuerzos de proteger los trabajos”. “No hay mejor política laboral que el pleno empleo”, agregó.

Antes de finalizar su discurso, el Mandatario insistió en el concepto de “retorno seguro” y realizó un llamado a los trabajadores. “Estamos impulsando un programa de retorno seguro. Toda persona que retorne a su actividad normal: funcionarios públicos, trabajadores del sector privado y en el futuro, estudiantes, lo van a hacer cuando podamos asegurar normas sanitarias que puedan proteger con eficacia su salud”.

“¿Qué significa retorno? Tenemos que poner en marcha nuestra sociedad porque si todos nos quedamos acuarentenados en nuestras casas vamos a tener una crisis social de desempleo, de quiebra, que va a producir un daño gigantesco a la calidad de vida y por eso retorno es volver a retomar nuestras actividades y seguro es hacerlo con una prioridad y preocupación principal en la salud”, concluyó Piñera.

/psg