Actual temporada de incendios forestales es la tercera más destructiva de los últimos veinte años, según Conaf. Los 6.014 focos registrados a la fecha en el país, que constituyen un aumento del 5% en relación al período anterior, han consumido 108 mil hectáreas. Intencionalidad delictual sería la responsable de más de la mitad de los focos, aseguran expertos.

Esa era la realidad en marzo, la que cambió radicalmente unos meses después. Motivado, en parte, por las precipitaciones registradas en la zona central del país, el número de incendios forestales y superficie afectada durante julio ha disminuido considerablemente.

A nivel nacional, los siniestros desde el 1 de julio a la fecha han disminuido un 80%, mientras que la superficie afectada un 100%. La estadística de Conaf establece que el total de incendios bajó de 10 a 2 en relación al mismo período de 2021.

En cuanto a la superficie afectada por el fuego, la cantidad de hectáreas dañadas descendió de 1747 el año pasado a solo 1.22 durante el actual período.

La gráfica muestra el detalle por regiones. Fuente: Conaf

La región con mayor actividad en la materia es Valparaíso, que anota tres incendios durante julio (el año pasado fueron cinco, marcado un descenso de 60%). De hecho, registró el último a nivel nacional, ocurrido en Los Corrales de Alicahue, comuna de Cabildo, el que ya se encuentra controlado.

En Santiago, a la fecha no se anotan siniestros. Durante julio de 2021 fueron tres. Misma situación que Aysén, otra de las regiones del país que muestra una evidente evolución. Pasó de 1678 hectáreas afectadas a no registrar daños durante la presente temporada.

/gap