Pero volviendo a la Convención, después de las alarmas que encendieron las encuestas y las apuestas de algunos en convertir a la Comisión de Armonización en la tierra de la última esperanza -hay que dotarla de más dientes, dicen-, el debate sobre lo que se ha aprobado hasta ahora sigue abierto.

¿El tiempo que ha tenido la Convención es “extremadamente breve”? como dice Ascanio Cavallo. Sea cierto o no, el hecho es que la CC está “presa de un desproporcionado espíritu autodefensivo” y “tiende a desoír las advertencias que vienen desde fuera de sí misma”, agrega.

Y advertencias ha habido varias por estos días, incluso de la fundación de la ex presidente Michelle Bachelet que llamó a “tomar en serio las dudas y preocupaciones de la ciudadanía”.

Y si bien la presidente y vicepresidente reconocieron la necesita de “aumentar aún más los consensos”, también insistieron en que habrá “cada vez más titulares, más desinformación”.

Boletín semanal de Opinión de La Tercera Por Juan Paulo Iglesias

/gap