El papa Francisco urgió hoy a poner fin a la “abominable” guerra en Ucrania, que está provocando tanto sufrimiento en la población, y dijo que estos conflictos armados son “un fracaso de la política y de la humanidad”.

“El momento actual nos deja profundamente preocupados, porque está marcado por las fuerzas del mal”, dijo Francisco en un mensaje de vídeo enviado a los participantes de la peregrinación interreligiosa organizada en solidaridad con el pueblo ucraniano por el Instituto Elijah Interfaith en Chernovtsí, en el suroeste de Ucrania.

El pontífice argentino lamentó “el sufrimiento infligido a tantas personas frágiles e indefensas; los numerosos civiles masacrados y las víctimas inocentes entre los jóvenes; la situación desesperada de las mujeres y los niños” e imploró “el don inestimable de la paz para el querido pueblo ucraniano”.

La situación en Ucrania, añadió Jorge Bergoglio, obliga a los seres humanos “a no callar, a no permanecer indiferentes ante la violencia” y a “hablar con fuerza para exigir, en nombre de Dios, el fin de estas acciones abominables”.

Sostuvo que “los acontecimientos atroces y dolorosos” que se suceden en el país desde que Rusia inició una ofensiva militar el 24 de febrero “confirman que la guerra es un fracaso de la política y de la humanidad, una capitulación vergonzosa, una derrota punzante ante las fuerzas del mal”.

Finalmente, argumentó que esta guerra “contradice todos los esfuerzos realizados en décadas pasadas para construir un mundo con menos armas y más paz”, y pidió a los gobernantes que apuesten por la paz.

“Que la dignidad de la persona humana y el carácter sagrado de la vida sean siempre los principios firmes que guíen y orienten nuestro compromiso de fraternidad”, concluyó.

A principios de este mes, en dos mensajes publicados en su perfil de Twitter, el Sumo Pontífice pidió rezar por las víctimas y dijo: “¡Todos somos culpables!”.

“Hay que llorar sobre las tumbas. ¿No nos importa la juventud? Me adolora lo que sucede hoy. No aprendemos. Que el Señor tenga piedad de nosotros, de todos nosotros. ¡Todos somos culpables! #Paz #Ucrania”, escribió Francisco en Twitter. Bajo los mismos hashtags, el Papa insistió: “La lógica de la guerra se ha impuesto una vez más, porque ya no estamos acostumbrados a pensar con la lógica de la paz. Somos tercos, estamos enamorados de las guerras, del espíritu de Caín”.

El jefe de estado vaticano evita desde hace 40 días condenar directamente a Moscú por la invasión y los crímenes de guerra que se acumulan a diario lo que ha provocado que recibiera críticas de diferentes sectores. Y aunque ha dicho que quien justifica la violencia con motivaciones religiosas “profana el nombre” de Dios, ha evitado criticar al principal defensor y apologista religioso de la guerra, el Patriarca Kirill de la Iglesia Ortodoxa Rusa.

Durante todos estos días de violencia -calificados como crímenes de guerra por las potencias occidentales- Francisco ha evitado cuidadosamente nombrar al presidente ruso Vladimir Putin, o incluso a la propia Rusia, como agresor.

Un editorial reciente del National Catholic Reporter, que suele simpatizar con Francisco, instó al Papa a llamar la atención de Putin. “Sea lo que sea lo que esté ocurriendo entre bastidores, es hora de que Francisco diga la verdad sobre el asalto asesino a Ucrania”, decía, y añadía: “Es hora de decir las cosas como son. Esta es la guerra de Putin y es el mal”.

(Con información de EFE)

/psg