La nula variación de la inflación de abril marcará el inicio de una trayectoria descendente para los precios. Entre enero y abril, el IPC acumula un avance de 1,3%, y 3,4% en doce meses.

De acuerdo a EuroAmerica, las expectativas implícitas en los forward de inflación anticipan que los registros de mayo y junio serán negativos con una caída de 0,1% para ambos meses. De concretarse, la inflación acumulada en el primer semestre sería de apenas 1,1%.

Así para el año, las previsiones del mercado apuntan a un registro de 2%, ubicándose en el piso del rango meta del Banco Central que va entre 2% y 4%. Además sería el menor registro desde 2012, cuando los precios finalizaron el año en 1,5%.

¿Qué productos marcarán el ritmo del IPC hacia adelante? Martina Ogaz, economista de EuroAmerica afirma que “dada la publicación de la separata para medir precios que publicó el INE hoy, que establece cómo será la medición de precios producto de la actual contigencia por Covid-19, consideramos que hay riesgos alcistas por el lado de paquete turístico y ticket aéreo donde se aplicará la estacionalidad de estos productos, mientras que servicios podría continuar generando presiones bajistas sobre la inflación dada la contingencia actual, sumado a carnes de vacuno y pollo y gasolinas”.

Pablo Cruz, economista jefe de BTG Pactual, añade que “en meses previos, el alza de la inflación estuvo ligada al traspaso de la depreciación cambiaria que vimos desde octubre pasado, lo que se veía reflejado en un aumento en la inflación de bienes”. No obstante, acota que “ese traspaso ya se ha completado mayoritariamente”.

El economista argumenta que “el mal desempeño económico que hemos visto desde el 18-O y que ahora se ha agravado con la crisis sanitaria, había empujado la inflación de servicios hacia abajo, algo que se ha profundizado en lo más reciente. De hecho, la inflación de servicios está en niveles de 2,1%, muy por debajo de sus niveles habituales y sólo comparable con lo visto durante 2009-10 tras la crisis financiera global”.

En el mes

En abril, el INE informó que los gasolina fue el producto que tuvo la mayor incidencia negativa, con una caída de -0,110 pp y una disminución mensual de 4,0%. En lo que va del año acumula un descenso de 2,4% y un alza de 4,3% a doce meses. Detrás se situó gasto financiero, que registró una variación mensual de -40%, con -0,094 pp. En lo que va del año acumula un descenso de 38,3% y una variación de -37,5% a doce meses.

Como contrapartida, el pan fue el producto que más subió, con un alza mensual de 1,0%, con una incidencia de 0,022 pp registrando una variación acumulada de 4,0% y a doce meses de 6,0%, y la cerveza presentó un alza mensual de 2,5% y una incidencia de 0,034 pp.

/psg