Un total de 150 casos de salmonelosis han sido detectados en nueve países europeos, informaron este martes dos agencias europeas, señalando como responsable a “una fábrica belga”, días después del cierre de una planta de producción de chocolate Kinder (Ferrero) en Bélgica.

“Hasta el 8 de abril de 2022, 150 casos confirmados y probables de salmonelosis fueron señalados”, dijeron la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) en un comunicado.

Las dos agencias “identificaron productos fabricados con chocolate por una empresa en su fábrica de producción en Bélgica como origen del foco epidémico de salmonelosis”, dijeron, sin mencionar al grupo italiano.

La mayoría de las infecciones se produjeron en niños menores de 10 años en nueve países europeos: España, Francia, Alemania, Bélgica, Irlanda, Luxemburgo, Noruega, Países Bajos y Suecia.

El viernes pasado, la agencia federal de seguridad alimentaria de Bélgica (Afsca) retiró provisionalmente la licencia de operación a la planta de Ferrero en Arlon, en la provincia de Luxemburgo, tras los casos de salmonela vinculados a los productos elaborados en esa fábrica.

Según la Afsca, se había confirmado que existe un vínculo entre las intoxicaciones y la fábrica de Ferrero en Arlon.