El dólar anotó un alza este miércoles luego de la brusca caída de casi $15 anotada ayer tras conocerse el potente dato inflacionario de marzo en Estados Unidos. Así, el billete verde culminó la sesión posicionándose nuevamente por encima de los $805.

El tipo de cambio escaló $2,80, terminando en puntas de $805,50 vendedor y $806,20 comprador.

“Debiéramos ver mayor presión sobre futuras alzas de tasas para la Fed (el Banco Central estadounidense), lo que probablemente aprecie la moneda norteamericana a nivel mundial”, dijo José Tomás Riveros, analista de mercados de capitales.

Dicho eso, llamó a poner atención a cómo “sigan evolucionando los temas políticos a nivel interno”, como, por ejemplo, lo que suceda con el proyecto de parlamentarios que apunta a un nuevo retiro masivo desde los fondos de pensiones y, en paralelo, la iniciativa del Ejecutivo que apunta a un giro “acotado”.

Ello, sumado a “cómo continúe la inflación en EE.UU., y cómo siguen evolucionando los casos de covid en China, porque podrían afectar el precio del cobre”.

A su vez, Renato Campos, analista jefe de Admiral Markets, sostuvo que “la discusión en torno a un quinto retiro de fondos previsionales, así como el proyecto paralelo que presenta el oficialismo, generan una incertidumbre mayor ante un escenario inflacionario que podría sumir a la economía local en un proceso ‘estanflacionario’ luego de las señales de menor dinamismo que presenta la economía local y mundial”.

Situación, continuó, que “obliga a los operadores a buscar refugio seguro en la divisa americana permitiéndonos proyectar mayores avances para el cruce en el mediano plazo, teniendo en cuenta por que por delante resta conocer el desenlace del proceso constituyente y su plebiscito en septiembre del presente año”.

“El salto que experimenta el cruce al cierre de este miércoles nos permite asegurar el rango de trading que indicábamos jornadas previas con soporte en torno a $800 por dólar y una resistencia a corto plazo en torno a $815”, finalizó.

/psg