El grupo de hackers Anonymous regresó en plena pandemia del COVID-19 luego del abuso policíaco en contra de George Floyd, un ciudadano afroamericano que murió asfixiado por un policía de los Estados Unidos.

Se trata del regreso del grupo internacional de hackers conocidos por realizar activismo durante problemáticas sociales, lo que ya está causando conmoción en redes sociales por lanzar una amenaza con la expondría una red de corrupción.

Y es que Anonymous publicó en las últimas horas un video en el que protesta por el asesinato del afroamericano George Floyd, además de que promete desmantelar y exponer la red de corrupción policial en todo el país.

Según varios medios internacionales el video se viralizó a través de Twitter, pero fue borrado momentos después de la plataforma de videos YouTube.

En el video de poco más de un minuto, Anonymous muestra su postura ante el más reciente abuso policíaco en Estados Unidos, en el que murió George Floyd un ciudadano afroamericano, tras ser arrestado y ser sometido con gran fuerza por la policía el pasado lunes.

¿Qué es Anonymous?

Es un movimiento internacional de ciberactivistas, formado por un número indeterminado de personas que reciben ese nombre porque no revelan su identidad. Son anónimos.

No hay líderes y todos son iguales. Están descentralizados. Anonymous es una red horizontal. Se agrupan en ‘colmenas’ y suelen llevar a cabo sus acciones tras someterlas a votación entre todos los miembros del grupo.

No pertenecen a ningún partido político y están distribuidos por todos los rincones del mundo. Todos se representan bajo un mismo símbolo, la máscara que utiliza V en la novela gráfica V de Vendetta, que se adaptó al cine con el mismo título, y que se ha convertido en uno de los emblemas más reconocidos de la actualidad.

La careta representa la figura Guy Fawkes, quien trató de poner una bomba en los cimientos del Parlamento Británico para asesinar al rey Jacobo I en 1605.

Su lema es “El conocimiento es libre. Somos Anonymous. Somos Legión. No perdonamos. No olvidamos. ¡Esperadnos!”. Es el mensaje que han lanzado al mundo en cada vídeo que han creado para reivindicar sus ciberataques contra las páginas web de distintas entidades.

Anonymous existe desde 2003, pero se hizo conocido en 2008

Este colectivo descentralizado, tiene su origen en 4chan, una especie de foro sin regulación con base en los Estados Unidos. Sus miembros están en todas partes del mundo, ya que no existen estructuras jerárquicas.

Si bien nació en 2003, en 2008 se hicieron conocidos a partir de su primera gran operación, que estaba dirigida en contra de la iglesia de la Cienciología.

En la llamada operación Project Chanology, buscaron eliminar de Internet material acerca de este cuestionado grupo religioso, ello a través de ataques a sus sitios, filtración de informaciones y otros métodos no violentos.

El caso Wikileaks prendió la mecha en el grupo. Se declararon enemigos de los enemigos de Wikileaks y tumbaron a todos los que negaron su apoyo a Julian Assange, como Visa, Mastercard, PayPal o Amazon.
Al principio solo realizaban sus acciones en internet. Provocaban la caída de servidores, llevaban a cabo diferentes ataques informáticos y difundían datos privados a través de la Red.
Estas actividades prosiguen actualmente, pero desde 2011 su presencia en las calles ha sido mucho más habitual, al menos la de sus caretas.

Su distintivo es la máscara de Guy Fawkes

La imagen más característica de Anonymous es la de la famosa máscara de Guy Fawkes, aunque la gran mayoría de la gente la distingue por la película V de Vendetta.
Guy Fawkes era uno de los líderes de Conspiración de la Pólvora en Inglaterra por el año 1604. El objetivo, era asesinar al Rey James I. Fawkes, era el encargado de colocar la carga explosiva para el atentado, pero fue interceptado antes de lograrlo.
Fawkes fue juzgado y condenado a morir en la horca el año 1606, pero su figura siguió viva. En el aniversario de la Conspiración de la Pólvora, se suele quemar una estatua o figura de Guy Fawkes.

Anonymous no tiene un líder

No existen líderes dentro de de Anonymous y, los hacktivistas no se conocen entre ellos, ya que la interacción suele darse a través de conductos como IRC. Muchas veces los ataques son llevados a cabo por facciones identificadas con un país o causa.
Difícilmente una operación compromete a todos los colaboradores de Anonymous, ya que no hay registros ni formalidades.
Los hacktvistas, actúan de forma anárquica, aunque sus fuentes y operaciones muestran que existe colaboración entre sus simpatizantes. Personas no identificadas con Anonymous, han formado parte de las operaciones, sobre todo cuando se pide presencia física para protestar.

El credo de Anonymous

En los vídeos que Anonymous suele colgar en la red, se puede ver el llamado “credo” del colectivo.
“Somos Anonymous. Somos legión. No perdonamos. No Olvidamos. Espérennos.”

¿Cómo realizan sus ataques?

Habitualmente se basan en ataques de denegación de servicios distribuidos (Ddos). Consiste en lanzar numerosas peticiones a un servidor que aloja una página web, de forma que el servicio de hosting no puede soportar la carga de peticiones y queda suspendido el servicio. Va ligado al concepto ‘ancho de banda’, es decir “el volumen de datos que tu conexión va a ser capaz de utilizar”.
Lo que hacen este tipo de ataques es inundar con ‘conexiones basura’ los servidores de la organización objetivo hasta llegar a saturar su ancho de banda y no dejar espacio para su uso normal.

Algunos de sus ataques más importantes

Anonymous logró desbaratar varias redes de pornografía infantil

Este grupo de personas, muchas con extensos conocimientos informáticos, fueron capaces de desbaratar una red de pornografía infantil en la llamada Operación DarkNet en octubre de 2011. Ya antes, habían terminado con otras redes de menor tamaño.
En este operativo, no solo se atacó a la red vía DDoS, sino que también se dio conocer información sobre el contenido de los servidores, archivos y quiénes participaban del grupo.

Se les acusa de hackear un sitio para epilépticos

No hay confirmación, pero se cree que una facción de Anonymous estuvo detrás del hackeo de los foros de la Fundación Americana de la Epilepsia.
Se activó un código que exponía una serie de animaciones rápidas y brillantes, que podían causar dolores de cabeza y hasta convulsiones en algunos epilépticos fotosensibles.

Operación Payback

Una de las operaciones más grandes realizadas por Anonymous fue la llamada Operación Payback, que tuvo como objetivo los sitios de organizaciones de derechos de autor, Gobiernos y estudios de cine.
Su punto más importante fue la llamada #OpSony, que logró abrir las redes de la empresa, incluyendo PlayStation Network y filtrar los datos de usuarios y trabajadores de la empresa.
Este ataque, estuvo motivado por el acoso legal de Sony al hacker GeoHot, que desarrolló un método para desbloquear la PlayStation.

El Ku Klux Klan al descubierto

El ataque se produjo en noviembre del 2015, y consiguió revelar la identidad real de 1.000 miembros del grupo de ultraderecha y racista del KKK, un movimiento supremacista, que surgió de la derrota del Sur en la Guerra de Secesión.
El Ku Klux Klan nace poco después de la Guerra de Secesión americana, y originariamente lo formaron seis soldados de la Confederación del Sur.
Desde su formación, su inspiración siempre ha sido la supremacía del hombre blanco, en un primer momento sobre la población de color, pero posteriormente sobre cualquier grupo humano que no fuese blanco. En los últimos 50 años, el KKK se ha servido de la libertad a la libre expresión, que garantiza la Constitución de Estados Unidos, para hacer propaganda de su ideario racista y de extrema derecha.
En este ataque, Anonymous accedió al nombre de los miembros del KKK a través de sus perfiles de Facebook, y a partir de ahí, recolecto todo tipo de información: nombres completos, números de teléfono y direcciones de correo electrónico.
Anonymous justificó su acción, en que, “[El KKK] son más que extremistas. Son más que un grupo de odio. Operan como terroristas y deben ser reconocidos como tales”. El grupo de hackers continuaba, “Son terroristas que ocultan sus identidades bajo sábanas y que se infiltran en cada nivel de la sociedad. La privacidad del Ku Klux Klan no existirá nunca más en el ciberespacio”.
Al mismo tiempo, Anonymous, lanzó la operación en Twitter, bajo el hashtag #OpKKK, donde invitaba a todo aquel que tuviese información sobre miembros del grupo racista, a publicarlos en dicha red social.
El KKK estaba en el punto de mira de Anonymous, desde que en agosto del 2014, un hombre negro fuese tiroteado, por la espalda, por un policía blanco en la localidad de Ferguson, en el Estado de Misuri.

Las consecuencias del cierre de Megaupload

En enero de 2012, las autoridades norteamericanas, utilizando al FBI, cerraron Megaupload. Se trataba de un disco duro virtual en el cual, defendían los contrarios a su cierre, los usuarios guardaban contenidos, legales e ilegales.
El FBI siempre ha estado en el punto de mira de Anonymous, siendo la última de las polémicas, la acusación contra el Buró sobre su sistema de reconocimiento facial.
Dicho sistema de reconocimiento facial hace que los afroamericanos sean objeto de más filmaciones de datos biométricos, que otros grupos de población, como los blancos. Sobre Megaupload, el FBI consideraba probado que, muchos de esos contenidos guardados en el disco duro virtual, vulneraban las leyes de la propiedad intelectual.
Eso lo que quiere decir es que, era un soporte virtual, donde se alojaban muchos contenidos audiovisuales sujetos a royalties, y por tanto, su transmisión estaba sujeta al pago de derechos.
El ataque fue de tipo DDoS.  El ataque, justificado por Anonymous, por el cierre de Megaupload, llegó a dejar inoperativo inclusive al sitio web del FBI, y el de las principales empresas norteamericanas de contenidos, como Sony Music, Warner, EMI o Universal.
En el caso de España, el sitio web más afectado fue el de Sociedad General de Autores (SGAE), que fue otra víctima propiciatoria, de la ofensiva contra los sitios web de las grandes compañías internacionales de contenidos.
Anonymous entra en el debate, sobre el abuso que hacen, las compañías de contenidos, valiéndose de su posición dominante en el mercado, sobre los precios, prohibitivos, que muchas veces tienen películas y videojuegos.

/gap