A$AP Rocky fue detenido en el aeropuerto de Los Ángeles el miércoles por la mañana en relación con un tiroteo que tuvo lugar en 2021.

El rapero aterrizó en el aeropuerto de California luego de su muy publicitado viaje a Barbados con su novia Rihanna y fue detenido por las autoridades que lo esperaban en la pista de aterrizaje, informó la cadena NBC News.

La policía hizo el arresto con la ayuda del equipo de Investigaciones de Seguridad Nacional del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas.

Rocky, de 33 años, cuyo verdadero nombre es Rakim Mayers, está siendo investigado por la policía de Los Ángeles por su presunta participación en un tiroteo ocurrido el 6 de noviembre.

La víctima del tiroteo le dijo más tarde a la policía local que el rapero, que caminaba con otras dos personas, se le acercó con una pistola y le disparó de tres a cuatro veces.

El tiroteo no se había hecho público.

El sitio TMZ informa que en estos momento la policía está cumpliendo una orden de allanamiento en la casa del músico en Los Ángeles.

El Departamento de Policía de Los Ángeles señala que A$AP conocía a la víctima y que el presunto tiroteo ocurrió después de una discusión entre los dos. Las autoridades trabajaron para corroborar la información que la víctima les contó sobre el incidente, lo que les ayudó a identificar al rapero como el sospechoso.

No está claro cuándo se espera que Rihanna dé a luz, pero ha dicho que está en su tercer trimestre. La pareja anunció el embarazo en enero.

El rapero tuvo problemas legales en 2019 cuando fue arrestado y encarcelado en Suecia durante un mes por su participación en una pelea callejera.

Un juez sueco ordenó la liberación de Rocky y dos miembros de su equipo tras ser declarados culpables de agresión. Como resultado de su condena, se le impuso una sentencia de prisión suspendida y se le ordenó pagar USD 1.270 a la víctima

En un comunicado después de su liberación, el rapero reflexionó sobre su breve período tras las rejas, calificándolo como una “experiencia muy difícil y humillante”.

El incidente se produjo el 30 de junio en el centro de Estocolmo, dos días antes de su actuación en un festival en la capital sueca.

La detención de Mayers desató una ola de solidaridad en las redes sociales a su favor, con mensajes de apoyo de estrellas como Kim Kardashian y Justin Bieber, a lo que siguió la intervención de Trump ante el primer ministro sueco, Stefan Lövfen.

/psg