El Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago decretó la medida cautelar de arresto domiciliario total para el estudiante de 17 años que lanzó una bomba molotov durante la mañana de este lunes, en las inmediaciones del Instituto Nacional. Fue el fiscal Patricio Rojas quien le imputó el delito de lanzamiento de bombas incendiarias al estudiante del establecimiento emblemático.

Los hechos se remontan a la mañana de este lunes, cuando se registraron incidentes en el Instituto Nacional y en el Liceo Manuel Barros Borgoño, en la comuna de Santiago, donde encapuchados y sujetos vestidos con overoles blancos realizaron barricadas y protagonizaron enfrentamientos contra Carabineros.

Con el pasar de los minutos, y tras la detención de este menor, las autoridades comenzaron a manifestar su repudio con la situación. El subsecretario de Interior, Manuel Monsalve, manifestó que “nos parecen hechos gravísimos, sobre los cuales el Ministerio del Interior ha tomado la decisión siempre de querellarse. Y esperamos, por lo tanto, que no se produzca la impunidad”.

Este nuevo hecho de violencia fue lamentado por la Dirección del Instituto Nacional, que en un comunicado afirmó que “aplicará las máximas sanciones que nos permita nuestro reglamento interno de convivencia escolar, además de seguir todas las acciones legales que correspondan para identificar a los responsables y sancionar estos hechos de violencia, que ponen en riesgo a toda la comunidad”.

En esta línea, anunciaron que a contar de este martes se solicitará acreditar la calidad de estudiante del instituto nacional, por lo que los jóvenes que ingresen al recinto deben “tener a mano el pase escolar o el certificado de alumno regular (en papel o digital) que serán solicitados“.

“Contamos con la colaboración de todos y cada uno de los miembros de esta comunidad, para brindar a sus integrantes un espacio seguro donde educarnos y desarrollar las actividades propias del Instituto Nacional”, cerró la Dirección en el comunicado.

/gap