Luego que la convención finalizara el primer borrador de la nueva constitución, las comisiones de Preámbulo, Armonización y Normas Transitorias empezaron a trabajar para definir los últimos trazos de la nueva Carta Magna.

En esa línea, esta semana el contralor Jorge Bermúdez fue invitado a exponer en la comisión de Normas Transitorias, espacio donde se discuten los artículos que definirán cómo será la transición del actual régimen constitucional al nuevo, en el caso que gane la opción Apruebo en el plebiscito obligatorio de septiembre.

En la instancia, el ente contralor propuso -para facilitar la transición constitucional- la opción de crear un nuevo Decreto con Fuerza de Ley (DFL). La idea de Bermúdez le daría atribuciones al Ejecutivo para hacerse cargo del nuevo periodo que abriría la entrada en vigencia de una nueva Constitución. El DFL sería limitado y controlado y estaría pensado exclusivamente para los asuntos acotados a la administración del Estado.

Frente a este escenario, el senador DC Matías Walker, aseguró en conversación con Mesa Central que “es en las dictaduras donde se legisla por decreto”, agregando que “hoy nuestra Constitución permite los decretos con fuerza de ley, en el articulo 64 pero siempre bajo autorización del congreso. Es el Presidente de la República el que le pide al Congreso autorización para legislar en torno a materias especificas por el plazo de un año”.

El senador aseguró que lo que propone el contralor “es muy peligroso, es saltarse el congreso nacional y que la constituyente le de facultades directas al primer mandatario para legislar y eso es profundamente anti democrático”.

“Si usted abre la puerta de saltarse el Congreso Nacional para legislar, es una puerta que después no logra cerrar más y es la puerta que han abierto los regímenes autoritarios”, sostuvo el parlamentario.

/psg