“Había ambiente para que se celebrara el respeto a los dos tercios, pero fue algo testimonial”, dice de entrada la convencional de Vamos por Chile, Marcela Cubillos, pues aclara que la forma que se aprobó no se apega a lo establecido puesto que cuando no se lograban los dos tercios se entendía como una norma rechazada. “Ahora no. Salvo aquellas que se van a consultar a través de un plebiscito dirimente, intermedio, que regula a su vez el Reglamento de Participación Popular”, que se votará la próxima semana.

Es parte del análisis que realiza la convencional, tras una ajetreada e intensa semana en la Convención Constitucional, junto al constitucionalista Germán Concha y el director de El Líbero, Eduardo Sepúlveda, en un nuevo capítulo del Podcast Constituyente.

“Aquí se han pasado varios umbrales”, sentencia Cubillos.

Como por ejemplo, en el reglamento de Participación Popular. “Se indica que cuando uno norma no obtenga dos tercios, pero sí tres quintos se van a juntar todas esas normas que no llegaron a los dos tercios y que sí tuvieron tres quintos. Finalmente, el Pleno resolverá cuál de esas va a Plebiscito”.

Por su parte, el constitucionalista, Germán Concha, observa que con esta votación se le pasa el “problema” a la ciudadanía. Asimismo, ve un afán por parte de la Convención de intentar saltarse las reglas del juego que estaban claras desde un inicio y lo percibe como una “mala señal”. Un punto que destaca es la norma de los 2/3. “Nos demoramos tres meses en semi-aprobar una regla que estaba desde el origen de la Constitución”, dice.

Acerca de los plebiscitos dirimentes recalca al respecto“¿qué pasa con el tema de los plebiscitos en sí mismo? El quórum alto es de un 67%. Si yo voy a un plebiscito cambio eso porque voy a necesitar un 51%. Entonces, ya le gané al sistema haciendo trampa”.

El académico de la UC puntualiza otra interrogante que emerge y que nadie ha planteado: “¿Quién redacta la pregunta del plebiscito? Esto es lo más importante en un plesbicito”, ya que el constitucionalista fundamenta que cómo se haga la pregunta puede ser determinante para inducir una respuesta.

Además, Cubillos subraya una gravedad aún mayor en los plebiscitos dirimentes: “¿ Cuál va a ser el incentivo de buscar acuerdos, si va a existir una fuerza que te diga ‘no, no hagamos una cocina acá preguntémosle a la gente’”.

“En vez de negociar con el 16% que te falta para alcanzar el quórum vas a la ciudadanía. No necesariamente es la mejor opción porque, por definición, reduce la conversación”, retoma el constitucionalista. Y agrega: “No se puede analizar la Constitución por pedazos porque es un sistema. Esto es un riesgo para ir eliminando las opciones a un plebiscito de salida. ¿Para qué le preguntamos a la gente si ya se refirieron a tantos temas?. Ahí sí que el 51% se convirtió en el 100%.

Sobre las fuerzas que se se están imponiendo en la Convención, Cubillos señala: “Siento que desde el inicio de la Convención, el gran ganador ha sido el Partido Comunista que ha ido corriendo y corriendo el umbral, y hoy tienen el poder de negociación mucho más allá de no contar con los votos necesarios”.

Tiempos en los debates:  y recurso en la Corte Suprema

La convencional Marcela Cubillos reitera lo que ha sido una de sus principales preocupaciones desde que comenzó la Convención. “No nos dejaron debatir”, acusa. “Cuando apruebas reglamentos sin debate, solo se permite que quien presentó la indicación lo haga,  y no puedes fundamentar tu voto, por qué votaste a favor o en contra”. “Es una práctica antidemocrática y que falta a la libertad de expresión”, remata.

Sin embargo, la exministra esboza un motivo para el escaso tiempo. “A mi juicio, no tener más debate es por lo que dijo el vicepresidente Jaime Bassa, que la Constitución se va a empezar a escribir el 18 de octubre. Entonces, cuando tienes la fecha definida de cuando empezar, vas eliminando el debate democrático”.

Sobre el Reglamento General ya aprobado, la convencional señala: “Creo que en esta semana, no es que se hayan escritos los reglamentos, se escribió gran parte de la Constitución”. Explica: “Si se ve ven los índices de las comisiones temáticas no se está dispuesto a incorporar libertad de trabajo, sindicalización, igualdad tributaria, libertad de enseñanza, derechos sucesivos, una cantidad de cosas… es gratis incorporarlas en un índice porque después se rechaza o lo que sea, pero si ya en el índice no se está dispuesto ¿qué voluntad va a haber después de aprobar algo en esa materia?

/Gap