En el marco de la discusión de normas transitorias que se realiza actualmente en la Convención Constitucional, el presidente del Senado, Álvaro Elizalde, solicitó a la mesa del órgano redactor “respetar la voluntad popular” y que, de esta forma, los senadores que se encuentran actualmente en ejercicio cumplan “íntegramente ” sus mandatos.

Esto, en el marco de una propuesta de cinco puntos que la Cámara Alta envió mediante un oficio a la presidenta de la Convención, María Elisa Quinteros, y que, de acuerdo al texto son “fundamentales de atender” para la implementación de una nueva Constitución.

En este sentido, indican que de los 50 senadores que se encuentran actualmente en el ejercicio de sus cargos, 23 se encuentran en la mitad de su mandato y el resto se encuentra cumpliendo sus funciones desde el 11 de marzo de este año.

“Todos ellos y ellas, representan la voluntad popular expresada en las urnas y, conforme a lo que indica la tradición democrática de Chile, así como también las diferentes teorías que establecen la condición incuestionable de dicha voluntad popular, tales mandatos deben ser íntegramente respetados”, afirman en el texto.

Agregan que “este aspecto resulta fundamental para la fase transitoria de la eventual implementación del nuevo sistema, porque, el respeto de la voluntad popular, constituye la base de toda convivencia democrática”.

Continuidad del Senado

En otro punto, desde Senado destacan que “resulta imprescindible” que la Cámara de las Regiones sea “la continuadora constitucional y legal del Senado de la República, lo que permitirá utilizar las actuales capacidades funcionarias y estructurales que hoy existen”.

Asimismo, solicitaron el establecimiento “de plazos razonables y prudentes para que se dicte la normativa legal por parte de los poderes constituidos, que permita adecuar, implementar y poner aplicación los respectivos capítulos de la nueva Constitución”.

También, desde la Cámara Alta se sugiere mantener la vigencia de los textos legales que regulen materias que, conforme a la nueva Carta Magna, queden fuera del dominio legal, “en tanto no se encuentren completamente regulados e implementados en la normativa que se dicte a su respecto”.

Finalmente, solicitan que los funcionarios y funcionarias del Senado, y de la Cámara de Diputados sean traspasados sin solución de continuidad a la Cámara de las Regiones y al Congreso de Diputados, respectivamente, sin afectación alguna a sus derechos funcionarios y laborales.

/psg