Con una potente alza que lo llevó a superar el piso de los $860 cerró el dólar este lunes, en medio de las expectativas por la batería de noticias económicas que se darán a conocer esta semana tanto en Estados Unidos como en nuestro país.

El billete verde culminó su sesión con un fuerte incremento de $10,90, en puntas de $861,90 vendedor y $861,60 comprador. Se trata de su mayor precio desde el 24 de diciembre del año pasado ($865,50).

“El mercado ya se está anticipando a la decisión de tasas en Estados Unidos, que se dará a conocer este miércoles a las 14:00 horas. Los inversores descuentan una alza de tasas de 50 puntos base, por lo que el sector inversionista está más enfocado en la inversión en dólares, ya que en las cinco reuniones restantes se siguen esperando subidas de tasas, con probables subidas más agresivas en las reuniones de junio y julio. Recordemos que en marzo fue la primera subida de tasas desde el 2018, en una búsqueda de la Reserva Federal (Fed) de controlar la inflación existente en el país”, destacó Nataly Venegas, analista senior de mercados de XTB Latam.

Por otro lado, mencionó que “podríamos tener volatilidad en el tipo de cambio debido a que será una semana con hartos datos: el miércoles con la decisión de tasas de la Fed y el dato de empleo privado en Estados Unidos, el jueves tenemos nueva reunión del Banco Central en Chile y el viernes las Nóminas No Agrícolas estadounidenses además de la tasa de desempleo”.

“Si la Fed sube las tasas y da un discurso agresivo, podríamos ver al dólar apreciándose y acercándose a los $870 a la espera de lo que haga el ente rector nacional. De todas formas, a pesar de lo que haga la entidad local, la tendencia global del dólar es al alza”, precisó.

Renato Campos, analista fefe de Admiral Markets, por su parte, señaló que “el mercado se encuentra expectante a la batería de noticias macroeconómicas que podrían definir el curso de la economía mundial durante lo que resta de 2022, teniendo en cuenta que conoceremos la decisión de política monetaria Fed, de la que se espera un alza de 50 puntos básicos con un 99,8% de probabilidad y aumentando la chance de conocer uno de los ciclos restrictivos más agresivos de la historia de Estados Unidos”.

Y agregó que “en el ámbito local, el Banco Central podría volver a subir su tasa de referencia, de la que se espera un incremento de 100 puntos señalando un referencial de 8%. La economía local atraviesa momentos difíciles, luego de conocer el decepcionante reporte de Imacec, el que deja en evidencia la potencial recesión en la que se podría sumergir Chile antes de finalizar el año, el mercado prestará atención al reporte de IPC que conoceremos correspondiente al mes de abril, el que podría comenzar a zanjar la idea de un periodo de estanflación”.

/psg