Tecnología, ¿Al servicio de las plantas? La comunicación con la naturaleza a través de los sonidos es un campo poco explorado. Si bien se tiene información respecto a la supervivencia de las plantas a través de la fotosíntesis y sus diversos tipos, aún no se ha podido establecer algún tipo de “diálogo’’ con estas, sabiendo lo importantes que son dentro de nuestro ecosistema.

Naturaleza ciencia y tecnología se relacionan para producir algo único. El músico argentino Rodrigo Tamar explica esta conversación entre plantas y humanos señalando que “la ciencia ha comprobado que las plantas tienen la capacidad de escuchar y comunicarse”.

A través de electrodos, esto ha logrado transformarse en música. Pero, ¿Qué es exactamente la música de las plantas? Mediante la biosonificación de datos, las plantas tienen la posibilidad de expresarse a través de la música. A través de dos electrodos colocados en las hojas de las plantas, se pueden obtener la bioemisiones y estas son convertidas en información musical.

Y esto es lo que se verá en el festival de Corona este fin de semana en Santiago de Chile. Por su lado, la destacada marca de Cervecería AB InBev, Cerveza Corona, siempre ha hecho un llamado directo a preservar la naturaleza y conectar con ella a través de diversas formas. Entre ellas: la tecnología-

Este año retorna Corona Sunsets Festival, evento que estuvo 2 años en pausa producto de la pandemia y contará con un inédito Natural Stage. Este se basa en el proyecto “Botánika’’ del chileno Francisco Morel y el alemán Ben Reymann, el cual logró integrar la naturaleza en la comunicación emitiendo sonidos que provienen desde la electricidad al interior de su sistema.

¿Cómo hacer música con plantas?

‘’Las plantas necesitan nutrientes, agua y CO2 para poder existir. En el proceso de fotosíntesis liberan oxígeno y carbohidratos, pero lo que no se sabe mucho es que también, dentro de su sistema, poseen electricidad a través de su biorritmo. Botánika utiliza estos voltajes para hacer música a través de modulares de síntesis, los cuales producen los diversos ritmos gracias al instrumento digital y transductores -que transforman una energía en otra’’, asegura Francisco Morel, chileno creador del proyecto.

/gap