Con la mayoría de países del mundo, excepto China, ya más aliviados después de que la variante de ómicron haya dado un respiro, el epidemiólogo de referencia en Estados UnidosAnthony Fauci, ha lanzado una advertencia sobre el final del coronavirus.

Aunque es evidente que los contagios cada vez son menores y producen menos estragos, lo que ha llevado a la mayoría de los Gobiernos a eliminar las restricciones, con la salvedad de lo ocurrido en Shanghai, donde las autoridades se han visto obligados a confinar el principal núcleo financiero de China ante el repunte experimentado, el experto no ha querido lanzar las campanas al vuelo.

Pese a que Estados Unidos también está en el grupo de países que han logrado controlar el número de contagios, ingresos y muertos, aún no se puede dar por acabado el coronavirus. Así lo aseguró Anthony Fauci en una entrevista concedida a ‘The Associated Press’. Si bien expuso que la “fase pandémica” del COVID estaba superada, aún mantuvo la prudencia.

“Estamos en un momento diferente de la pandemia. No tenemos 900.000 nuevas infecciones diarias, ni decenas de miles de hospitalizaciones y muertes por COVID-19. Estamos en unos niveles más bajos”, señaló antes de definir la actual situación como una “fase de control“.

Sin embargo, también se apresuró a dejar claras las cosas para que no se malinterprete su satisfacción ante la evolución del coronavirus. “Eso no significa que la pandemia haya terminado”, zanjó.

/gap