Personal de la Policial de Investigaciones (PDI) detuvo a un integrante de la comunidad de Chacaico, por ser el presunto autor del homicidio del inspector de la PDI, Luis Morales Balcázar, asesinado en 2021 en un allanamiento en Temucuicui.

Esto ocurre luego de que la Fiscalía Regional de La Araucanía ordenara la detención, y según se dio a conocer, en la ocasión se recuperó un fusil, el cual se condice con el que efectuó los disparos que acabaron con la vida del policía.

Los hechos ocurrieron el 7 de enero del 2021, cuando 850 efectivos de la PDI se trasladaron hasta Temucuicui, en un operativo que tenía por objetivo incautar cerca de 4 mil plantas de marihuana. En mitad de la operación, es que los agentes sufrieron una emboscada, resultando el policía fallecido. Junto con esto, de lo presupuestado, el operativo sólo logró requisar cerca de mil plantas.

Desde que ocurrió el hecho es que se han estado realizando diligencias para dar con el paradero de los culpables, y ya en 2021 la Fiscalía de Alta Complejidad producto de la investigación, condenó a un gendarme y un civil por el delito de tráfico ilegal de municiones que tenía como destinatarios a integrantes de comunidades Ercilla, en la Región de La Araucanía.

“Esta es una investigación que nace la investigación base del homicidio del funcionario de la Policía de Investigaciones ocurrido el 7 de enero del año 2021, donde a raíz de esa investigación se pudo determinar que estas dos personas proveían de municiones al interior de la comunidad de Ercilla”, aseveró el fiscal Carlos Bustos en la ocasión.

Según acreditó la Fiscalía, ambos condenados habían acudido hasta la ciudad de Chillán, donde el funcionario de Gendarmería adquirió en una armería 1.650 municiones calibre .44 y 250 calibre 12, las cuales traspasó, sin tener la autorización, a Raúl Esparza Veloso, quien fue detenido por la PDI cuando se dirigía a Ercilla para vender los proyectiles.

/psg