Pese a desacelerarse por primera vez desde noviembre, la inflación en Estados Unidos superó las expectativas aumentando la presión sobre la Reserva Federal de Estados Unidos para seguir aumentando la tasas de interés.

De acuerdo a los datos dados a conocer este miércoles por el Departamento del Trabajo los precios al consumidor subieron 0,3% en abril, acumulando un alza de 8,3% en doce meses.

Las cifras se comparan con el aumento de 1,2% anotada en marzo, que llevó al indicador a acumular un incremento de 8,5% el mayor en 40 años.

Sin embargo, los datos de abril se ubicaron sobre el 0,2% esperado por el mercado para el mes y el 8,1% pronosticado para los doce meses, de acuerdo un sondeo de Bloomberg.

Además, el indicador subyacente, que excluye los precios de los alimentos y la energía, y es visto por los analistas como una medida más certera respecto del comportamiento de la inflación, subió 0,6% en el mes, superando de este modo el 0,4% esperado por el mercado y duplicando el avance de 0,3% anotado en marzo.

/psg