Un equipo internacional de investigación dirigido por Alain Lecavelier des Etangs, del Instituto de Astrofísica de París, Francia, descubrió 30 exocometas, es decir, ubicados fuera del sistema solar, que orbitan a la estrella Beta Pictoris. Sus hallazgos, publicados en Scientific Reports el 28 de abril, son el resultado de 156 días de observación del sistema Beta Pictoris mediante el Transiting Exoplanet Survey Satellite (TESS) de la NASA.

Más allá de lo anterior, los astrónomos han estado atentos a ese conglomerado celestial desde hace 30 años porque les permite conocer un sistema planetario en proceso de formación. Está compuesto por al menos dos planetas jóvenes y contiene varios cometas, que fueron los primeros descubiertos alrededor de una estrella distinta al Sol, en 1987.

Los investigadores ya han logrado medir los núcleos de los nuevos cometas, que varían entre 3 y 14 kilómetros de diámetro, y estimar la distribución del conjunto de esos objetos; en otras palabras, la proporción de cometas pequeños con respecto a los grandes. Es la primera vez que se determina este parámetro fuera del sistema solar, y es sorprendentemente similar al de este último.

Además, el estudio demuestra que, al igual que los cometas del sistema solar, los exocometas de Beta Pictoris se formaron como resultado de una serie de colisiones y rupturas.

Este trabajo permitió arrojar nueva luz sobre el origen y la evolución de los cometas en los sistemas planetarios, señala Science Daily. Dado que una parte del agua de la Tierra se originó probablemente en los cometas, los científicos tratan de comprender su impacto en las características de los planetas.

/psg