Defender la Patria es responsabilidad de todos. Y “todos” traicionó a las Fuerzas Armadas. Ahora “todos” quiere que nuevamente intervengan porque “todos” no fue capaz de defender la democracia y es un inepto que cree que las Fuerzas Armadas existen para hacer lo que “todos” cobarde y traicioneramente no es capaz de cumplir.
“Todos” ni siquiera se toma la molestia de concurrir a votar. “Todos” suma más de 15 millones de votantes pero solo 5 millones lo hacen y, la mayoría de ellos, vota por la izquierda.
“Todos” es tan cobarde e inepto que ni siquiera a sus hijos o nietos ha logrado convencerlos para que voten por la derecha, tampoco se ha preocupado de cuidar la chilenidad e historia de Chile.
“Todos” es tan cobarde que ni siquiera se atreve a poner la bandera de Chile en su hogar y menos aún salir a la calle a protestar y defender sus derechos.
“Todos” es valiente con el WSP y para decir «hay que hacer esto y lo otro», pero cuando lo invitan a una marcha de protesta no llega. Siempre tiene un motivo para no asistir.
“Todos” es tan cobarde que un 82% de ellos votó por el Apruebo para cambiar una Constitución que nunca había leído.
“Todos” es tan traidor que permitió que ex uniformados fueran perseguidos por una justicia prevaricadora, con ficciones jurídicas, testigos falsos y con una ley inquisitiva que dejó de existir el año 2005.
“Todos” es un grupo de chilenos que se merecen el odio de las Fuerzas Armadas quienes ven a sus viejos camaradas morir todos los días en cárceles de exterminio. Soldados que salvaron Chile y hoy con más de 90 años mueren encadenados a sus catres.
“Todos” son aquellos cara de raja que ven como Chile, sus instituciones y la democracia se destruyen, pero como aún sigue recibiendo dinero para darse los gustos materiales que hoy teme perder, cree que todo se solucionará con una intervención de las Fuerzas Armadas porque ellos ni siquiera tienen el valor de proteger, con su voto, lo que dicen defender y está decidido en votar por un Presidente que le dé continuidad al actual gobierno porque «le asusta» que alguien intente imponer el orden y terminar con la violencia y el terrorismo.

/Escrito por Fernando Villegas

/gap