Pasadas las 13.00 de este miércoles el subsecretario del Interior, Manuel Monsalve, llegó a la Región de La Araucanía con el fin de sostener reuniones con las distintas autoridades de la zona tras los hechos de violencia que se registraron durante la jornada del martes en la denominada Macrozona sur y donde aseguró que el Estado de excepción se evaluará.

A modo de una breve cronología de los casos, la mañana del martes cinco trabajadores fueron heridos luego de sufrir una emboscada a manos de un número indeterminado de encapuchados en Capitán Pastene, Región de La Araucanía, sector que además se encuentra bajo Estado de excepción. En dicho incidente el contratista Segundo Catril Neculqueo (66) recibió un disparo en la cabeza, lo que finalmente provocó su fallecimiento.

Asimismo, en la provincia de Arauco, Región del Biobío, un grupo de 70 encapuchados atacaron con armas de fuego una base de Carabineros que resguardaba un fundo en Quidico.

Sobre el primer hecho, el delegado presidencial de La Araucanía, Raúl Allard, anunció la presentación de una querella criminal. Mientras que sobre el segundo la ministra del Interior, Izkia Siches, dijo que se está evaluando una querella por Ley de Seguridad del Estado “porque entendemos que nuestros trabajadores, Carabineros de Chile, no pueden ser sujetos de estos ataques directos”.

En ese marco es que el subsecretario arribó a La Araucanía. En primer lugar -en compañía Allard- se reunió en el Regimiento Tucapel con el jefe de Defensa Nacional, general Edward Slater, para fortalecer las acciones de seguridad en Estado de excepción.

En segundo lugar -cerca de las 17.40- terminó una reunión con los parlamentarios de la región en la delegación presidencial regional, instancia donde participó Carlos Badilla en representación del gobernador Luciano Rivas, quien se encuentra en el extranjero.

Tras esa cita el subsecretario se refirió por primera vez a los dos ataques registrados el martes. “El gobierno va a usar todas las herramientas que tiene a disposición del Estado de derecho para garantizar la seguridad de las personas y evidentemente el Estado de excepción también es una herramienta que se va a ir evaluando”.

Además, detalló que mañana se realizará una reunión de evaluación a una semana de la entrada en vigencia de la medida, en la que también participará la ministra de Defensa, Maya Fernández, y la ministra del Interior.

Ya en horas de la tarde noche Monsalve tiene programada una reunión con la Prefecta Inspectora de la Policía de Investigaciones (PDI), Consuelo Peña.

Con todo, estos últimos hechos de violencia se registran en sectores donde esta vigente el Estado de excepción constitucional focalizado -decretado por el Presidente de la República el pasado 17 de mayo- para proteger las rutas y carreteras en la Región de La Araucanía y en las provincias de Arauco y Biobío, lo que se traduce en un nuevo flanco para el gobierno y un aumento en la presiones desde el propio oficialismo, pero también desde la vereda de la oposición, para ampliar la medida decretada por el Ejecutivo.

/psg