Un nuevo hecho de violencia rural tuvo lugar este viernes en La Araucanía, a 24 horas de que el gobierno anunciara su decisión de extender el Estado de excepción constitucional de Emergencia por grave alteración del orden público que se dispuso para que las Fuerzas Armadas apoyen labores de las policías en cuatro provincias de la Macrozona Sur.

En esta ocasión, personal de Carabineros fue atacado a balazos, en medio de barricadas instaladas con árboles cortados en la ruta entre Victoria y Curacautín, cuando acudían a verificar una denuncia por un incendio en un predio.

El comandante Eduardo Rosales, prefecto (s) de la Prefectura Malleco, explicó que a las 12.50 horas fueron alertados de la situación que afectaba al fundo Santa Adela Sur, en el kilómetro 8 de la Ruta 181.

Al dirigirse al lugar del ataque incendiario, personal policial verificó en la ruta diversos cortes mediante el derribamiento de árboles. El momento en que los uniformados procedieron a retirarlos “fue aprovechado por individuos para efectuar disparos al personal, quienes debieron hacer uso de su armamento de servicio para repeler el ataque”.

“Afortunadamente en este hecho no resultó ninguna persona lesionada”, precisó Rosales.

Por instrucción de la Fiscalía de La Araucanía personal especializado del Departamento OS-9 y del Laboratorio de Criminalística de Carabineros (Labocar).

En el lugar se encontraros rayados alusivos a las demandas de los grupos radicales que operan en la zona efectuando este tipo de acciones.

/psg