Este viernes se llevó a cabo el cierre de la semana de la construcción de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), el cual tuvo la presencia del Presidente Gabriel Boric junto a autoridades de gobierno.

La instancia inició con un discurso del presidente de la CChC, Antonio Errázuriz, quien se refirió a diversas materias del ámbito de la construcción, además de la necesidad de la creación de empleo en el país.

De ese modo, Errázuriz señaló que la aspiración desde la CChC es que “el diálogo y la colaboración se conviertan en parte central de la cultura de las empresas y la base para el desarrollo de quienes las integran”.

A ello agregó que la ejecución de obras públicas jugará un rol clave para dinamizar la economía y crear más empleos de calidad. “Y la industria de la construcción es uno de los principales responsables de que así ocurra”, dijo.

En la instancia, el presidente de la CChC también dirigió parte de sus palabras hacia la necesidad de crear empleo y bienestar en el país. Para ello, dijo Errázuriz al Presidente Boric, “se necesita inversión, considerando que históricamente la inversión privada ha representado el 75% de la inversión total del país”.

“Y la principal palanca que moviliza la inversión privada en la capacidad de los gobiernos de generar las confianzas necesarias para que ello así ocurra”, señaló Errázuriz, quien apuntó a tres maneras de desarrollar aquello.

“El primero es la paz social. No podemos aspirar a vivir en paz si no enfrentamos la violencia que hoy se manifiesta como terrorismo en la macrozona sur, narcotráfico, crimen organizado detrás del comercio callejero y la toma de terrenos, overoles blancos, secuestros y portonazos”, afirmó el presidente de la CChC.

Sobre esto último, Errázuriz afirmó que si bien dichas situaciones vienen ocurriendo hace un largo tiempo “es cierto que, tal como usted lo mencionó en su cuenta, tiene en sus manos la posibilidad de utilizar todas las herramientas que nuestro ordenamiento jurídico le confiere”.

El ingeniero civil también se refirió a la necesidad de establecer “certeza jurídica”. “No estamos hablando de un marco regulatorio inmutable. Toda sociedad tiene derecho a que las leyes reflejen los valores que suscribe. Y si no lo hacen, deben ser modificadas”.

Sobre esto último, el presidente de la CChC dijo que mientras aquello no ocurra, solicita que la legislación vigente se cumpla a cabalidad “y que, si esta cambia, no se aplique en forma retroactiva, ya que es imposible cumplir una ley que no existe cuando se gestiona un proyecto”.

Finalmente, Errázuriz mencionó la tercera forma de generar confianzas, apuntando a la “cohesión social”. Al respecto, mencionó el proceso constituyente, señalando que “mucho me temo que el proceso de elaboración y el contenido de la propuesta constitucional, lejos de ayudar a resolver las diferencias entre los chilenos, las ha tensionado”.

En ese sentido, el ingeniero civil manifestó al Presidente Boric que se necesitará “su liderazgo para que conduzca el proceso de creación y adecuación de leyes y normas que ocurrirá a continuación en un clima de paz y unidad, condiciones imprescindibles para contar con una guía que nos una como habitantes de nuestra nación”.

“Señor Presidente, haga suyo nuestro llamado a que nos sentemos a conversar y recuperemos la capacidad de dialogar, que hemos perdido tan rápido como ha ido creciendo la intolerancia”, concluyó el presidente de la CChC, Antonio Errázuriz.

/psg