Las acciones de Wall Street cerraron en rojo el jueves luego de otro informe sombrío de inflación y resultados bancarios decepcionantes que equivalieron a un inicio sombrío de la temporada de ganancias corporativas del segundo trimestre.

El S&P 500 cayó un 0,3% y el Dow Jones perdió un 0,5%. El Nasdaq terminó con pocos cambios. JPMorgan Chase informó de una fuerte caída de los beneficios en su último trimestre, quedando por debajo de las previsiones. Su consejero delegado, Jamie Dimon, reafirmó su visión pesimista sobre la economía.

En tanto, la inflación a nivel mayorista subió un 11,3% en junio en comparación con el año anterior. Esto sigue a un informe preocupante del miércoles que muestra que los precios al consumidor siguen siendo altos.

Mientras tanto, los resultados de JPMorgan Chase fueron inferiores a las estimaciones, ya que el gigante bancario informó una caída del 28 por ciento en las ganancias trimestrales y reservó fondos adicionales en caso de préstamos incobrables.

Los ejecutivos de JPMorgan enfatizaron que los consumidores estadounidenses se mantendrían relativamente bien si hay una recesión, pero advirtieron sobre los vientos en contra económicos que “muy probablemente” afectarán el crecimiento.

Las acciones de JPMorgan cayeron un 4,4 por ciento. Morgan Stanley, que también no cumplió con las estimaciones, cayó un 2,6 por ciento.

Los débiles resultados bancarios subrayan “que ahora estamos entrando en el proceso de la posibilidad muy real de una recesión de ganancias”, dijo Adam Sarhan de 50 Park Investments, refiriéndose a la posibilidad de dos trimestres consecutivos de menores ganancias en comparación con el mismo período del año anterior.

“Eso podría conducir a precios más bajos (de las acciones)”, dijo Sarhan. “Porque primero se desaceleró en Main Street, y luego ves que las ganancias se desaceleran en Wall Street”.

No obstante, el gobernador de la Reserva Federal, Christopher Waller, dijo que si los datos económicos de Estados Unidos llegan más fuertes de lo esperado, apoyaría un aumento de la tasa de interés aún mayor que el aumento de tres cuartos del mes pasado para combatir la inflación por las nubes.

Un aumento de un punto completo en la tasa de interés de referencia sería el mayor desde al menos 1990.

Waller también dijo que si bien los temores de una recesión han aumentado, él cree que el sólido mercado laboral de EEUU significa que la economía puede evitar una recesión.

Al mismo tiempo, el principal contrato petrolero de Estados Unidos, West Texas Intermediate, cayó un cinco por ciento por los crecientes temores de una recesión mundial, dijeron operadores.

(Con información de AFP)

/psg