Tras una rápida votación, la Sala de la Cámara de Diputados aprobó este miércoles las modificaciones aplicadas por el Senado al proyecto del Ejecutivo que crea un bono único de invierno por $120 mil y la extensión del postnatal parental hasta septiembre, por lo que la iniciativa quedó lista para ser ley.

Se espera que dicho bono beneficia a cerca de 7,5 millones de personas -incorporadas a las redes de apoyo del Estado- y, según ha expresado el Gobierno, el pago se ejecutaría a más tardar el próximo 16 de agosto.

En todo caso, la ministra del Trabajo, Jeannette Jara, ha asegurado que el Instituto de Previsión Social (IPS) confeccionará una nómina especial para pagarlo en forma rápido, sin descartar que aquello ocurra antes de la fecha mencionada.

Aplicarán para el beneficio causantes del SUF y de asignaciones familiares: aquellos que reciben el Bono Invierno; beneficiarios del Aporte Previsional Solidario de Invalidez (APSI) o Pensión Básica Solidaria de Invalidez (PBSI)); beneficiarios del Subsidio de Discapacidad Mental (SDM).

También familias del subsistema “Seguridades y Oporunidades”, por sus integrantes menores de edad, mayores de 60, quienes tengan dependencia moderada o severa y quienes participen de programas de educación especial.

Mientras que todos los hogares que no reciben los beneficios anteriores, pero son parte del 60% del Registro Social de Hogares, también reciben el bono.

En cuanto al costo fiscal de las propuestas, según Hacienda este sería cercano a US$1.200 millones, lo que se financiará con el mejor resultado de la Operación Renta 2022. Sin embargo, su costo subirá tras los cambios realizados por el Senado para ampliar la retroactividad del postnatal parental.

/psg