La inflación ha venido golpeando el bolsillo de los consumidores chilenos, y es una de las principales preocupaciones de la población, según las encuestas. Esto debido a que ha venido subiendo en los últimos meses, y el IPC interanual de nuestro país se ubicó en 11,6% en mayo, su mayor nivel en casi tres décadas. Los precios de los alimentos han sido de los que más han incidido en este avance.

En las cifras interanuales, Chile está en el cuarto lugar en Sudamérica entre los países con mayores índices inflacionarios. Solo es superado por Venezuela, Argentina y Brasil. En la vereda opuesta, Bolivia y Ecuador, son los países de la región con datos inflacionarios más bajos.

De los países sudamericanos que ya dieron a conocer el IPC de mayo, Chile se ubica en el primer lugar con un alza de 1,2%.

Argentina dará a conocer su dato inflacionario de mayo este martes, donde el mercado estima una cifra superior al 5% para el quinto mes del año. En abril el IPC subió un 6% y el dato interanual fue el más alto en 30 años. Aún falta por conocer la cifra inflacionario de Venezuela en mayo.

El alza inflacionaria es un tema que golpea al mundo, como consecuencia de la pandemia y la guerra en Ucrania, y el Banco Mundial ya habló de una posible estanflación en la economía global. En nuestro país, hace más de dos décadas que la población estaba acostumbrada a la estabilidad de precios, por lo que una cifra de dos dígitos genera preocupación y es inédita para una generación de chilenos.

Según algunas encuestas esta espiral inflacionaria está generando emociones como ira, tristeza y miedo entre los chilenos, que ven como su poder adquisitivo se ve disminuido ante precios que no paran de subir.

Y el panorama no es muy alentador. El mercado y el Banco Central ya elevaron sus estimaciones inflacionarias para este año, e incluso se espera un peak cercano a un 13% en el tercer trimestre.

/psg