La mamá del menor que fue baleado en Quilpué, que en primera instancia se había indicado que recibió una bala loca en una plaza, tesis que fue rechazada por la Policía de Investigaciones ya que todo se originó al interior de la casa de su abuelo tras una mala manipulación de arma de fuego, fue formalizada el día de ayer por obstrucción a la justicia.

A la madre se le determinaron las medidas cautelares de arraigo nacional y firma mensual, con un plazo de investigación de 120 días.

DETALLES

Personal de la PDI de la región de Valparaíso dio detalles de la situación que terminó con un niño de 3 años herido gravemente en su cabeza por una bala.

En ese sentido, la policía descartó la hipótesis que aseguraba que el menor habría recibido una “bala loca” mientras jugaba en una plaza de Quilpué, pues se determinó que fue alcanzado por el disparo estando con su madre en la casa de su abuelo, en Villa Alemana.

”Personal especializado de la Brigada de Homicidios, luego de un trabajo constante y profesional, logró establecer con exactitud el lugar físico donde se desarrollaron los hechos, este correspondería al domicilio particular del abuelo de la víctima, ubicado en la comuna de Villa Alemana”, aseveró el subprefecto Víctor Salazar.

/gap