Muy cerca de perder el piso de los $900 quedó el dólar al término de sus operaciones de este viernes, en medio de la fortaleza que ha mostrado el cobre.

El billete verde cerró con una caída de $7,50 -la segunda consecutiva-, en puntas de $901,40 vendedor y $901,10 comprador. Con esto, la divisa anotó una caída semanal de $49,6.

Según José Tomás Riveros, analista senior de Capitaria, el dólar “fue a buscar un soporte psicológico y técnico muy importante cercano a los $900, donde no seria extraño ver algunos repuntes en el tipo de cambio, si los factores externos apoyan con los fundamentos”.

“Hay que estar atento a la venta de dólares que podría tener programada el banco central para la próxima semana, datos de China que conoceremos el fin de semana, y los datos económicos podamos ir conociendo de Estados Unidos. Probablemente estos serán los factores que estarán moviendo el tipo de cambio durante la próxima semana”, añadió.

Mientras que Juan Pablo Tiznado, analista senior de mercados de XTB Latam, explicó que “la divisa norteamericana a nivel internacional muestra leves retrocesos, en un contexto en el que Europa muestra datos de inflación al alza, pero también un crecimiento en el Producto Interno Bruto al alza, lo que da espacio a que el Banco Central Europeo pueda subir las tasas de interés en su próxima reunión con mayor tranquilidad, entendiendo que la inflación alcanzó un 8,9%”.

Y aseguró que “el cobre continúa alineado al apetito por riesgo con una nueva subida, la cual viene desde la semana pasada, situación que sigue presionando el tipo de cambio a la baja, el cual de momento resiste como soporte estructural los $900”.

/psg