El peor primer semestre dese su creación fue el que anotaron los fondos de pensiones más riesgosos -el A y B- en los primeros seis meses de 2022.

Según un boletín de Ciedess, en el primer semestre todos los multifondos registraron resultados negativos, salvo el E. En tanto, los fondos A y B anotaron históricas caídas de 12,96% y 9,74%, respectivamente.

“Con este resultado, ambos fondos registran su peor primer semestre desde su creación”, acotó el centro de esutioos en un comunicado.

En tanto, el fondo C presentó una variación de -6,61%, y los fondos D y E obtuvieron resultados mixtos, con una caída de -0,96% y un incremento de 3,93%, cada uno.

En junio, eso sí, los multifondos de pensiones rompieron la tendencia de los últimos meses y todos anotaron desempeños positivos.

Los fondos A y B apuntaron ganancias de 1,28% y 1,37%, respectivamente, en el sexto mes del año. A su vez, el fondo C -de riesgo moderado- subió 0,83%. por su parte, los fondos más consevadores D y E, obtuvieron ganancias de 0,25% y 0,35%, cada uno.

La consultora explicó que el resultado mensual de los multifondos A y B se debió principalmente a la variación en los precios de los instrumentos de renta variable, donde se observaron resultados negativos en los principales índices internacionales, caídas que fueron compensadas por el alza del dólar; mientras que, a nivel local, se registró una caída.

“Los mercados siguen estando afectados por la pandemia y el conflicto Rusia-Ucrania, donde las presiones inflacionarias han impulsado alzas de tasas en la mayoría de los países (destaca la subida histórica de la Fed) y el surgimiento de temores por una eventual recesión global”, comentó.

En tanto, a nivel nacional, destacan los ajustes a la baja en las proyecciones de crecimiento económico de 2023 (probable recesión) y una mayor inflación esperada para este año, la caída en el precio del cobre y el posible impacto inflacionario por la fuerte alza del dólar.

Mientras que Ciedess dijo que la rentabilidad de los fondos más conservadores C, D y E se explica, principalmente, por los resultados de las inversiones en títulos de deuda local y por el desempeño de los instrumentos de renta fija extranjeros.

“Se registró una contribución positiva por parte de la renta fija internacional (Índice LEGATRUU subió 7,77% en pesos), mientras que, a nivel local, se observó una caída en las tasas de interés de los instrumentos de renta fija, impactando positivamente a los fondos conservadores a través de las ganancias de capital”, señaló.

/psg