El precio de los alimentos sigue al alza. En el último registro del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) de mayo, la división de Alimentos y Bebidas no Alcohólicas subió 1,8% en el mes, y 17,1% en doce meses. Este comportamiento va en línea con lo que está pasando con la canasta básica de alimentos que mes a mes sigue el Ministerio de Desarrollo Social.

En mayo, este indicador alcanzó un valor mensual de $56.095 por persona. Si bien esta cifra representa una variación mensual de 1,4%, siendo inferior a la observada en el abril de 2022, de 2,3%, en doce meses subió 17,3%, la que constituye su variación más alta en la serie completa, desde diciembre 2013. En mayo de 2021, el precio de la canasta fue de $47.837.

Esta evolución cobra relevancia, ya que es el parámetro que fijó el gobierno para entregar el aporte complementario para suplir el alza que vayan teniendo los alimentos, incluido en la negociación por salario mínimo. De esta manera, el subsidio que se entregará en mayo será de $8.258 por carga familiar, puesto que estos recursos se entregan a través del Subsidio Único Familiar (SUF) o de la Asignación Familiar, al 60% de los hogares de menores recursos.

De acuerdo al último informe del Ministerio de Desarrollo Social y Familia, 69 de los 79 productos que componen la canasta básica familiar que ellos miden tuvieron alzas en mayo. En términos mensuales, entre las principales estuvo el caso del tomate, con un incremento de 8,9%; la cebolla, con un alza de 7,2%; el azúcar, con 5,5%, y la zanahoria, con 5,3%. En un año, en tanto, destacan tómate, azúcar y cebolla, con variaciones de 61,2%, 29,6% y 20,2%, respectivamente.

En el documento se resalta que en mayo, el 87% de los productos que componen la canasta básica de alimentos experimentaron un aumento en sus precios y, en promedio, lo hicieron en 2,2%.

Qué incluye la canasta

La canasta básica de alimentos considera un umbral de requerimientos de 2.000 calorías diarias promedio por persona, en las zonas urbana y rural. Su composición fue realizada sobre la base de la información proporcionada por la VII Encuesta de Presupuestos Familiares, levantada por el Instituto Nacional de Estadísticas entre diciembre de 2011 y diciembre de 2012. Su valor fue determinado a partir del gasto de aquel grupo de hogares (estrato de referencia) correspondiente al quintil de menores ingresos per cápita que, dado su patrón de gastos en alimentos, satisface en promedio los requerimientos calóricos recomendados por persona al día.

/psg