En el 4º Juzgado de Garantía de Santiago se llevó a cabo la audiencia de control de formalización del sospechoso de haber realizado un millonario robado ayer desde el interior de un Banco Bice de la comuna de Las Condes.

El hombre es acusado de haber ingresado al recinto, rociar pintura en spray a las cámaras de seguridad y sustraer un botín de cerca de $20 millones, todo con las contraseñas de seguridad respectivas.

Y si bien la Fiscalía Metropolitana Oriente solicitó su prisión preventiva, dado que su libertad podría poner en riesgo la indagatoria, el tribunal no acogió el requerimiento y determinó decretar las medidas cautelares de firma semanal y arraigo nacional.

Así lo explicó el fiscal Omar Mérida, quien señaló que el juzgado estimó “que los argumentos (del Ministerio Público) no eran suficientes dado que no existe, a su juicio, sospecha grave y fundada de que el imputado vaya a entorpecer la investigación o que pueda poner en peligro nuevamente a la víctima”, en este caso el banco.

Agregó que “entendemos la decisión de la magistrado”, aunque reconoció que “no la compartimos” por lo que “vamos a evaluar si se recurre ante la Corte de Apelaciones de Santiago”.

Quien también comentó esta determinación fue el alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín. A través de su cuenta de Twitter, el jefe comunal criticó el resultado de la audiencia y cuestionó los motivos de la magistrado a cargo.

“Lamentablemente todo el trabajo e la PDI, que fue muy bueno y muy rápido -lo detuvo en 12 horas-, quedó en nada. Porque la jueza dijo ‘este es un robo en lugar no habitado’. Y como no usó armas ni nada, porque no había nadie, no lo dejó preso, no lo dejó con arresto domiciliario. Sólo una firma y arraigo nacional”, comentó Lavín.

En ese sentido, el jefe comunal calificó la decisión del tribunal como “muy lamentable” y recordó que el imputado aún no revela dónde está el resto del dinero ni quién le facilitó las claves de acceso al banco. “Así está la justicia en Chile”, reclamó.

El sujeto fue detenido ayer en la noche luego de que en el sitio del suceso se rescatara la lata de spray usada para tapar las cámaras de seguridad, la que tenía impresa una huella dactilar.

Esto permitió su identificación, su ubicación y su detención por parte de la PDI en la comuna de Pudahuel, lugar en el que se encontró parte del dinero, las llaves utilizadas en el robo y la vestimenta que usó.

/psg