Estados Unidos admira “la determinación” del pueblo cubano “frente a la opresión” y apoya “su lucha”, afirmó este lunes el jefe de la diplomacia Antony Blinken, cuando se cumple un año de las manifestaciones antigubernamentales del 11 de julio en Cuba.

El gobierno del presidente estadounidense Joe Biden elogia la “determinación indomable (del pueblo cubano) frente a la opresión”, afirma en un comunicado.

“Al pueblo cubano: los estadounidenses observaron con admiración el 11 de julio de 2021 cómo decenas de miles de ustedes salieron a las calles para alzar sus voces por los derechos humanos, las libertades fundamentales y una vida mejor”, añadió.

En Twitter, Blinken manifestó: “Estados Unidos está con el pueblo cubano, e instamos al régimen cubano a respetar sus voces”.

Las protestas del 11 y 12 de julio pasado al grito de “Tenemos hambre” y “Libertad” dejaron un muerto, decenas de heridos y más de 1.300 detenidos, según Cubalex, una oenegé de derechos humanos con sede en Miami.

Las autoridades cubanas afirman que las manifestaciones fueron orquestadas desde Estados Unidos.

“Estamos con ustedes puesto que el régimen cubano, en lugar de dar la bienvenida a las voces del pueblo, ha condenado a cientos de manifestantes a sentencias de décadas de cárcel”, afirmó.

Según la Fiscalía General de la República cubana, 790 prisioneros fueron encausados y 488 recibieron sentencia definitiva, muchos por el delito de sedición con penas de hasta 25 años de cárcel.

Estados Unidos considera “inaceptable” que estos manifestantes permanezcan tras las rejas y afirma que seguirá “apoyando al pueblo cubano (…) en su lucha por la democracia”.

Se trata, según Blinken, de asegurarse de que los funcionarios cubanos rindan cuentas “por los abusos contra los derechos humanos”, de condenar “las restricciones a las libertades fundamentales y los derechos laborales”, de pedir la liberación incondicional de presos políticos y de llamar a sus aliados a hacer lo propio.

En La Habana el presidente cubano Miguel Díaz-Canel dijo que este lunes la isla festejará la derrota de “un golpe de Estado vandálico”.

El presidente Joe Biden prometió revisar la política hacia Cuba, bajo embargo estadounidense desde 1962, cuando llegó a la Casa Blanca en enero de 2021.

En mayo pasado anunció que levantaría algunas de las restricciones impuestas a la isla bajo el mandato de su predecesor Donald Trump, para facilitar procedimientos de inmigración, transferencias de dinero y vuelos, una decisión aplaudida por La Habana.

(Con información de AFP)

/psg